Claves para conseguir el alquiler perfecto

seguro de alquiler mutua de propietarios

¿Estás cansado de buscar un piso que se adapte a tus necesidades y que siempre falle algo? Aunque los seguros de impago de alquiler han contribuido a que los requisitos que se pide a los inquilinos no sean tan exigentes, encontrar una vivienda de alquiler que se ajuste a todas tus necesidades es una tarea complicada: si no falla el precio lo hacen los muebles, o el espacio, la zona… La búsqueda de alquiler requiere de mucha paciencia y dedicación, piensa que será tu hogar durante una temporada y no vale cualquier cosa.

Desde la aseguradora experta en seguros de alquiler Mutua de Propietarios, comentan algunas claves para que des con el alquiler perfecto:

  • Saca la calculadora. Haz cuentas y ten claro el alquiler que te puedes permitir, esto te servirá para filtrar la búsqueda de pisos y establecerte un presupuesto máximo y para no hacerte ilusiones con viviendas que, aunque sean lo que buscas, sean demasiado caras y te obliguen a llegar ahogado a fin de mes. Además, comparar precios en función de las zonas te ayudará a hacerte una idea. También puedes echar un vistazo al programa de ayudas al alquiler del Ministerio de Fomento o de tu Comunidad Autónoma o localidad.
  • Comprueba que la zona es la adecuada. Es importante que vivas en una zona en la que te sientas cómodo y puedas disfrutar de la vivienda. Asegúrate de que se ajusta a tus necesidades y tiene cerca lo necesario (supermercados, farmacias, tiendas de alimentación, bancos…)
  • No pares de buscar. Aunque hayas encontrado el piso ideal, no dejes de buscar otros que también puedan adaptarse a lo que quieres. La vivienda puede no gustarte tanto en directo o pueden surgir complicaciones. Concierta tantas visitas como puedas y ten siempre una “opción b”.
  • Pros y contras. Aunque suena a tópico, elabora una lista con las ventajas y desventajas de cada casa que hayas visitado, te ayudará a tomar mejor la decisión correcta.
  • Que no te la jueguen. Una vez te hayas decidido, comprueba que la casa está en perfectas condiciones para ser habitada y que cumple con toda la normativa vigente. Por otro lado, infórmate muy bien de las condiciones del alquiler y exige cualquier reparación que creas necesaria antes de entrar a vivir.