Cómo convertirse en un buen negociador

On 9 febrero, 2018
Cómo convertirse en un buen negociador

Convertirse en un gran negociador es posible, el día de hoy te brindaremos algunos tips para que logres hacerlo de manera efectiva. Tengamos en cuenta que tener una buena proyección personal es imprescindible para obtener un mensaje persuasivo.

Cuando se sabe negociar se tiene un plus que generalmente no se suele sacar el suficiente provecho por no saberlo llevar a la práctica con las reglas del juego que son adecuados. Un punto muy importante para convertirse en un gran negociador es saber comunicarse.

Al saber dialogar se pueden obtener buenos resultados, por eso un gran negociador es un comunicador nato que sabe en qué momento y cómo realizar un mensaje para tener buenos resultados.

Otro importante aspecto es tener control de las emociones. Saber estar en absoluta tranquilidad con lo que nos rodea y mostrarse seguros de nosotros mismos, al tener un mayor control emocional se conseguirá una negociación más efectiva.

Una buena medida sería acercarse al mindfullnes ya que nos brindará la posibilitad de entrar en una posición de plena conciencia sobre las situaciones vividas, esto brindará la opción de elegir mejor la manera de actuar. Cuando se practica alguna disciplina del estilo del mindfullnes se podrá trasmitir serenidad controlando la atención, modulando la vez y los gestos.

Nunca se deberá juzgar, habrá que desprenderse de los prejuicios para no tener certezas equivocadas. Es necesario contar con la información posible. Al no juzgar se podrá tomar una actitud de escucha activa.

Aprender a argumentar. No existe nada que tenga más peso que contar con una buena negociación como la construcción de un argumento que sea poderoso. La argumentación deberá ser más racional, especialmente cuando se trata de relacionarse con empresas en el ámbito de los negocios en general.

Esto no quiere decir que el argumento no incluya ciertos matices efectivos o emocionales que llamen la atención al interlocutor. Tener siempre en cuenta que al fin y al cabo los negociadores son personas.

Foto | Pixabay

Más Noticias

Autor Leticia Delpino

Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interés como la comunicación en general, y el marketing en particular, y la tecnología.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *