MacBook Pro de Apple se apaga de repente y la compañía lo soluciona de una forma inusual

Apple tendría un casco de realidad virtual
Comparte este artículo:

Después de que varios usuarios del nuevo MacBook Pro se quejaran de que sus ordenadores se estaban apagando al azar, Apple ha reconocido oficialmente que se trata de un problema de fabricación y está ofreciendo una forma inusual para solucionarlo.

Concretamente el problema proviene del ordenador MacBook Pro de 13 pulgadas y dos puertos Thunderbolt 3, que fue lanzado durante julio de 2019 y que al parecer, se apaga al azar, a pesar de que la batería muestra un nivel de carga suficiente para seguir con su uso.

Normalmente esto ocurre cuando el nivel de la batería se acerca a un nivel del 20 y 30%. Debido a este hecho, no se puede hacer un uso común del ordenador y tampoco realizar nada con él que requiera un uso intensivo de la CPU, como jugar o reproducir un vídeo.

Un ordenador que esta valorado en alrededor de 1.999,00€, y que cuenta con 8GB de memoria LPDDR3 a 2.133 MHz y 256 GB de almacenamiento SSB. Además cuenta con un teclado retroiluminado y una pantalla retina con True Tone.

En cualquier caso, Apple esta recomendando una serie de pasos bastante curiosos a seguir por los usuarios para intentar solucionar y arreglar el problema del apagón. La información la ha transmitido a través de una nota técnica detallando los pasos que hay que seguir.

De este modo, la compañía aconseja colocar la batería del MacBook en un porcentaje algo inferior al 90%, conectarlo a todas las aplicaciones, cerrar la tapa dejando el ordenador en suspensión, y dejarlo cargar durante al menos 8 horas. Por último, una vez realizado este proceso, se debe actualizar la última versión de macOs.

Con esta actualización de macOS, Apple afirma que se mejora la calidad, el rendimiento y la seguridad del Mac, además se incluyen actualizaciones de Safari, iTunes y otras apps que son parte de macOS.

No obstante, si todos estos pasos no fueran suficiente y el MacBook continuase teniendo apagones repentinos, la compañía sugiere que se contacte con ella directamente. La buena noticia en toda esta historia, es que, al tratarse de un equipo nuevo, la garantía cubre cualquier defecto de fabricación, por lo que no debería haber problemas al intentar encontrar una solución eficiente para el usuario.

Comparte este artículo:

Dejar respuesta