Google quitará de Web Store las extensiones que quebranten su política de datos

Google quitará extensiones que quebranten política de datos

Google ha anunciado que quitará por completo de la Web Store todas las extensiones que quebranten sus nuevas políticas de privacidad de datos, el próximo 15 de octubre. De modo que, los desarrolladores externos de las extensiones de Chrome deberán pedir acceso a la menor cantidad de datos de sus usuarios, en caso de no hacerlo las aplicaciones desaparecerán de su tienda.

Los cambios son obligatorios. Por ello, la compañía tecnológica ha pedido a más extensiones que revelen sus políticas de privacidad, lo que incluye aquellas que manipulen comunicaciones personales y contenido proporcionado por el propio usuario.

Los productos que violen las actualizaciones de la política de Datos del Usuario serán eliminados o rechazados de la Web Store y tendrán que cambiar los aspectos necesarios para obedecer estas políticas si quieren volver a ser reinstaurados.

Entre las medidas a tomar, los desarrolladores deben revisar los permisos que actualmente tienen las extensiones, incorporar alternativas que ayuden a cumplir con la normativa e indicar una lista sobre los permisos utilizados y las razones por las que se solicitan.

En concreto, las nuevas políticas se encuentran dentro del denominado Project Storbe, por el que Google pretende revisar los accesos que tienen los desarrolladores externos a los datos de los usuarios en aplicaciones y dispositivos Android, el cual comenzó el año pasado.