La app Car2Go se transformará en SHARE NOW

La popular app Car2Go, cambia su identidad de marca para convertirse en SHARE NOW, el principal proveedor de carsharing del mundo. Estará disponible el próximo 12 de noviembre en 21 ciudades de Europa mediante su app y una nueva web que lanzará muy pronto.

En menos de una semana, los usuarios de Car2Go descubrirán el nuevo diseño de la aplicación. En febrero del año pasado, la compañía junto con Drive Now, se fusionaron para crear la nueva app SHARE NOW. Las compañías irán cambiando su imagen de marca a medida que el nuevo diseño se vaya aplicando a la flota.

Entre las ciudades donde estará disponible la app destaca Viena en Italia, ya que será la primera ciudad que podrá alquilar también vehículos MINI y BMW a finales de este mes de noviembre y a través de la aplicación móvil. El resto de los emplazamientos se irán lanzando durante el primer trimestre del próximo año 2020.

En este cambio, los usuarios de Car2Go no tendrán de qué preocuparse, ya que recibirán de forma automática la actualización de la app en sus teléfonos móviles. Lo mismo ocurrirá con las 6 ciudades que hasta ahora sólo contaban con el servicio DriveNow, las cuales son Bruselas, Londres, Lisboa, Dinamarca, Helsinki y Budapest.

Sin embargo, la transformación más notable la sufrirán los clientes en los que tanto Car2Go como DriveNow están disponibles. Son Berlín, Hamburgo, Múnich, Colonia, Düsseldorf, Milán y Viena, que verán como durante el primer trimestre de 2020, ambas empresas se irán fusionando hasta que los clientes solo tengan que hacer uso de la nueva app para utilizar el servicio.

Olivier Reppert, CEO de SHARE NOW, ha destacado que esperan que la nueva app “cobre pronto vida para sus clientes” y ha añadido que “en un futuro próximo, nuestros clientes se beneficiaran plenamente de esta fusión, donde las dos empresas, teniendo una mayor oferta de vehículos y una mayor disponibilidad, harán que el uso de vehículos compartido sea aún más atractivo como parte de la combinación de movilidad diaria”.

Las ventajas del carsharing en ciudades cada vez son más notables. Las dificultades para aparcar o el uso transporte público hacen en muchas ocasiones inviable o inservible el contar con un coche propio, y es aquí donde estas alternativas ganan en usabilidad.