COVID-19, el virus de la oportunidad

COVID-19, el virus de la oportunidad
Comparte este artículo:

No hace falta comentar los efectos negativos que está produciendo el Covid-19 en todo el planeta. El confinamiento ha hecho que las personas no puedan salir a la calle a demandar gran parte de los productos y servicios ofertados. Además, este virus hace presagiar una crisis sin precedentes, con aplicaciones de cerca 240.000  ERTES, que afecta a casi 1,2 millones de trabajadoresproducción de empresas paralizadas.

No obstante, el Covid-19 también hace florecer nuevas oportunidades. Aparte de reducir la contaminación también aumenta el consumo digital. Según un estudio hecho por Rebold, en colaboración con Antevenio,  2 de cada 3 pasan más tiempo viendo noticias y de éstos la mitad lo hace significativamente más. Además, aumenta el consumo en un 50% en los videos streaming, un 45% enviando mensajes (whatsapp, email), otro 45% más de tiempo en las redes sociales y un 15% más jugando o creando egames.

De hecho, la conversación acerca del #Coronavirus solo en Twitter en España ha llegado a los 13 millones de publicaciones con 2 millones de usuarios únicos.

Esto nos indica las enormes posibilidades que existen para las marcas estar presentes en la percepción del usuario. Un usuario que está más conectado que nunca, recibiendo outputs procedentes de medios y de las marcas que saben aprovechar y navegar por aguas revueltas para cosechar una buena pesca.

Obviamente hay una reducción en el gasto de paid media en algunos sectores en el que la compra directa no existirá o se ve altamente reducida hasta que se termine esta crisis. No obstante, observamos que las empresas que siguen invirtiendo en su estado de opinión, impactarán a más gente, con mayor protagonismo, con tono positivo y con menos recursos. Y lo más importante, mejorará la percepción del consumidor para cuando acabe la crisis y empiece el consumo fuera de los hogares.

Un ejemplo se puede observar en Movistar, que realizó acciones para que usuarios no clientes o clientes pudieran consumir la tv de forma gratuita por un tiempo. Esto ayudó que el repunte en la conversación digital y en las búsquedas en Google se disparara. Los primeros repuntes coincidieron con las acciones.

No obstante, el ejemplo de Movistar parece algo sencillo al ser uno de los sectores altamente beneficiados con este cambio de hábitos de consumo y un mayor consumo en casa. Pero es verdad que sin necesidad de ofrecer ofertas, lo hizo y esto ha aumentado la percepción positiva.

Otro ejemplo es Nivea, que aprovechó esta nueva tesitura para reforzar el mensaje. La marca registró bajadas considerables y mantenidas en las búsquedas en Google y decidió moverse e invertir en own y paid. No solo con la ayuda en producción de desinfectante, que produjo un aumento considerable en la conversación, sino con ofertas en sus redes sociales. Estas acciones hicieron aumentar el nivel de búsquedas de los últimos días e incluso obtener niveles de conversación (earn) más alto incluso que en días antes de la crisis.

Más Noticias

Dejar respuesta