Mutua Madrileña transforma su programa de voluntariado corporativo Juntos Hacemos Más

ignacio garralda
Comparte este artículo:

La pandemia del Covid-19 y las medidas adoptadas para contenerla, han provocado un efecto considerable para la economía y la  sociedad española. La crisis económica con la paralización de la actividad laboral,  ha traído más paro y caída de ingresos de los trabajadores generando situaciones de pobreza y necesidad. Sobre todo, ha golpeado  con mucha fuerza a los grupos de población más vulnerables.

Para ayudar a los colectivos más endebles, y ante las medidas de movilidad y distanciamiento personal impuestas para frenar la transmisión del Covid-19, Mutua Madrileña, compañía liderada por Ignacio Garralda, ha transformado en digital su programa de voluntariado corporativo Juntos Hacemos Más.

Durante una entrevista realizada por el periódico Cinco Días, Conchita Navarro, gerente de RSC y proyectos sociales de Mutua Madrileña ha comentado las diferentes acciones llevadas a cabo por Mutua Madrileña para poner en marcha el cibervoluntariado y adaptarse a esta nueva normalidad.

“Con el confinamiento, todo el programa de voluntariado corporativo se detuvo, para centrarnos en ofrecer ayuda de emergencia a las entidades con las que colaboramos y a nuestros grupos de interés”, ha recordado Conchita Navarro, gerente de RSC y proyectos sociales de Mutua Madrileña. “Pasados los primeros meses, y cubiertas esas necesidades urgentes, pusimos en marcha el cibervoluntariado”.

Navarro, ha indicado que «con esta evolución se han realizado otras actividades que se pueden hacer online y que aportan valor a las personas a las que van dirigidas. Por ejemplo, se ha podido ofrecer a personas mayores formación online sobre el uso de los teléfonos móviles para que aprendieran a utilizar aplicaciones sociosanitarias, de ocio y banca digital».

Además, se han realizado charlas de sensibilización dirigidas a adolescentes en riesgo de exclusión social, sobre el peligro de la violencia de género en el ámbito online, o se ha enseñado cómo usar las redes sociales a personas con discapacidad, ha destacado Navarro. Para la mayor parte de estas acciones han contado con la colaboración de la Fundación Cibervoluntarios.

Juntos hacemos más

El programa, que se puso en marcha en 2011, se canaliza a través de una doble vía. Por una parte, está abierto a los proyectos y las propuestas que planteen los propios empleados en virtud de sus afinidades o experiencias personales. Por otro lado, incluye proyectos planteados por la propia compañía en función de las necesidades que detectan entre las diversas ONG con las que colaboran.

Más Noticias

Dejar respuesta