Más de 11 millones de smartphones cuentan con alguna aplicación maliciosa

Más de 11 millones de smartphones cuentan con alguna aplicación maliciosa
Comparte este artículo:

La tecnología es fuente de innumerables ventajas, pero también tiene sus fallos y riesgos. Un ejemplo de ello es que, más de 11 millones de dispositivos móviles se han infectado por causa de más de 29.000 aplicaciones maliciosas. No cabe duda de que, el malware se ha convertido en una de las mayores amenazas por su facilidad a la hora de camuflarse en los programas y aplicaciones, que aparentemente son seguras y confiables.

Los datos presentados demuestran que la expansión de los software maliciosos no tiene márgenes, ya que la cifra de aplicaciones clasificadas como malware y presentes en la tienda Google Play se ha duplicado durante el primer trimestre de 2020, según indica el estudio realizado por la compañía Secure-D para la firma de ciberseguridad Upstream.

Asimismo, el informe desvela que 9 de cada 10 apps maliciosas más peligrosas se han colado en Google Play Store durante los primeros meses de este año, a parte de la presencia de un 30% del top 100 de software malicioso más dañino.

En concreto, un total de 29.049 apps maliciosas han estado rondando por la plataforma de Google Play durante los tres primeros meses del año, en comparación con las más de 14.500 descubiertas durante el mismo periodo del año anterior.

Por su parte, un total de 11,2 millones de smartphones se han visto afectados por estos malware, según indica Secure-D, quien ha aprovechado para destacar el aumento del 7% en el número de móviles perjudicados por malware este año, en comparación con el ejercicio anterior.

Cabe destacar que, Brasil se ha convertido en el país del mundo con un mayor crecimiento de móviles infectados, concretamente del 29%. Por su parte, la aplicación más peligrosa en lo que va de año es Snaptube. Se trata de un programa que descarga vídeos de Internet, el cual ha conseguido más de 40 millones de descargas en 2019. En cuanto a su actuación, la app ha provocado más de 70 millones de transacciones fraudulentas, produciéndose la mitad de ellas nuevamente en Brasil.

Upstream denunció a esta plataforma el pasado octubre ante Google, aunque sigue estando disponible en tiendas de terceros en la red. Una vez detectada la amenaza, Google Play ha detenido su actividad delictiva y ha bloqueado más de 32 millones de transacciones fraudulentas que intentaron tener lugar tan sólo durante los tres primeros meses del año.

La firma no se queda de brazos cruzados, sino que Google ha procesado más de 326 millones de transacciones desde móviles, mientras que ha bloqueado 290 millones de ellas por ser fraudulentas, lo cual supone un 89% del total. No obstante, en países como Indonesia la tasa de bloqueo puede llegar al 97,6%. En general, todos estos datos implican un incremento del 55% respecto a la media de datos de 2019.

Más Noticias

Dejar respuesta