El Mobile World Congress MWC 2020 cancelado, se confirma el fracaso

Comparte este artículo:

La GSMA, encargada de la organización, ha confirmado que se cancela el Mobile World Congress de este año, la mayor feria móvil del mundo, que debería celebrarse del 24 al 27 de febrero. El MWC consigue atraer a más de 100,000 asistentes de 200 países, lo que supone un duro varapalo para la ciudad de Barcelona.

Si ayer por la mañana la GSMA, anunciaba en un comunicado oficial que se celebraría este mismo viernes 14, una reunión del consejo general ordinario de la empresa para determinar si se cancelaba o no la celebración del congreso o por el contrario si se aplazaba a primavera, las circunstancias cambiaron drásticamente a lo largo de la jornada, pues el consejo de la GSMA convocó de urgencia a sus 26 miembros en torno a las 14.00 horas del mediodía y tras casi 6 horas de reunión tensa, se adoptó la drástica decisión de suspender el MWC.

A última hora de la tarde de ayer, finalmente la organizadora GSMA emitía un breve comunicado en palabras de su CEO, John Hoffman, confirmando los peores augurios, “la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, la preocupación por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible que la GSMA celebre el evento”.

El miedo al coronavirus vence al optimismo de la organización y las autoridades

El culebrón llega a su desenlace. Tras numerosas especulaciones de si se debería celebrar o no el evento, un sinfín de comunicados contradictorios por parte de organizadores y autoridades públicas a todos los niveles -municipal, autonómico y estatal-, y en un ambiente enrarecido por las continuas bajas de importantes compañías del sector que se sucedieron a lo largo de la semana en el que alcanzaron hasta 21 empresas, se ha puesto fin con la más triste y a su vez esperada noticia, la confirmación de la cancelación del congreso de 2020.

Y todo ello, a pesar de que la GSMA y las autoridades habían reiterado en numerosas ocasiones que Barcelona estaba preparada para acoger el evento y que España no ha adoptado medidas extraordinarias dado que solo hay dos casos (importados) y no se ha producido ningún contagio en el territorio. De hecho, ayer mismo el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, reiteró que no existía razón alguna en términos de salud pública para cancelar la celebración de cualquier evento en territorio español.

Aunque es cierto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decretado la emergencia internacional por el virus, este mismo organismo en ningún momento ha desaconsejado que se pongan restricciones al movimiento de personas y mercancías fuera de China.

Pero el hecho de que las autoridades de la provincia china de Hubei, epicentro del virus, elevaran la cantidad de nuevos casos de infección hasta los 14.840, casi 10 veces más que el día anterior, y 242 fallecimientos, más del doble que el miércoles, cifrando el total de fallecidos en 254, ha sido determinante para cancelar el evento.

Los costes ocasionados y las cancelaciones hoteleras tras la cancelación del MWC son las principales preocupaciones

Desde ahora empieza un nuevo capítulo en esta historia. Se trata de la batalla legal que se abre en relación con las reclamaciones por parte de las empresas que tenían previsto asistir y habían confirmado su asistencia, pero se ven afectadas tras la cancelación del MWC. Pues las pérdidas ocasionadas no se saben hasta qué punto se podrán cubrir y hasta cuánto ascenderá el montante económico que les corresponde, ya que las autoridades españolas no veían indicios de riesgo para la salud pública y la OMS no ha prohibido el movimiento de personas fuera del país chino.

Por su parte, la agencia oficial que trabaja para satisfacer las necesidades de alojamiento del MWC confirmaron que ya estaban reservadas 28.000 habitaciones. De los 500 millones de euros estimados que reporta la celebración del MWC a Barcelona, aproximadamente el 20% corresponde al sector hotelero.

Dicho sector de la ciudad condal ha confirmado que a un mes solo para la celebración del evento, el seguro de cancelación solo cubre el 50% de las tarifas, por lo que la pérdida de los hoteleros será de la mitad de los ingresos previstos. Además, no entendía el porqué de la alarma mundial de cara al MWC en Barcelona cuando las autoridades sanitarias lo habían negado reiteradamente.

Más Noticias

Dejar respuesta