Google promete no usar datos médicos con fines comerciales

Comparte este artículo:

El alcance de Google entre sus usuarios parece no tener límites. Conoce todo de nosotros, absolutamente todo, por lo que su poder de influencia nos sobrepasa a límites insospechados. La última noticia acerca del gigante de búsquedas, es que tiene acceso a todos los historiales clínicos de pacientes estadounidenses debido a un acuerdo con una red de hospitales. Datos, que este martes se comprometió a no usar con fines comerciales, después de que la noticia se conociese públicamente en todo el mundo.

La polémica estalló en todo el país cuando el periódico The Wall Street Journal publicó la noticia. En ella afirmaba que, Google tenía acceso y había recolectado sin permiso todos los datos médicos de Ascensión, la mayor compañía médica católica de todo EEUU. Un acuerdo que fue suscito el año pasado y que se acelero este verano. Este intercambio de datos ha sido bautizado por la firma de Mountain View en California, EEUU, como Proyecto “Nightingale” o Proyecto Ruiseñor en español.

El acuerdo que la red de hospitales americana estableció con Google, fue la de poder usar la plataforma de servicios en la nube que la compañía ofrece, denominada Google Cloud, la tercera mas grande del mundo por detrás de AWS de Amazon y Azure de Microsoft. Mediante esta función, se da la opción de que las empresas “almacenen” no solo inmensas cantidades de datos en la nube, sino también herramientas basadas en la inteligencia artificial para interpretar y ofrecer soluciones de acuerdo a la información disponible.

Por lo que el objetivo para esta red hospitalaria es doble. Por un lado, se descargará a los hospitales de engorrosas tareas de gestión y almacenamiento de datos; y por otro, se mejorará el servicio que estos proveen al poner Google a su disposición, mediante diferentes técnicas de análisis de datos que ahorren tiempo a los doctores y que les ofrezcan sugerencias de cara a posibles tratamientos.

Entre los datos médicos de los pacientes se encuentra lo que equivale al historial médico completo en el que se incluyen los nombres de los pacientes y las fechas de nacimiento. Podemos encontrar diagnósticos médicos, resultados de pruebas en laboratorios y registros de hospitalización, entre otros informes.

Desde la compañía de Google, afirman que todo es perfectamente legal y aseguró que “estas organizaciones, como Ascensión, usan Google para gestionar de forma segura los datos de sus pacientes bajo estrictos estándares de privacidad y seguridad”, se defendió ante las criticas recibidas.

Sin embargo, nada ocurre al azar y el acercamiento de Google al estrechar lazos con la industria medica se enmarca en el creciente apetito surgido en Sillicon Valley por el análisis de datos relativos a la salud de las personas, una vía de negocio cada vez mas jugosa, que también están explorando otros gigantes de la tecnología como Amazon, Microsoft o Apple.

Comparte este artículo:

Dejar respuesta