Glovo abre un supermercado online

Supermercado online de Glovo

Dejar de hacer la compra por falta de tiempo ya no es una excusa. En España, son varias las empresas que le permiten al cliente adquirir sus productos de forma online. Entre ellos, El Corte Inglés, Mercadona, Amazon y, a partir de ahora, Glovo.

La startup fundada por Oscar Pierre ha abierto su primera tienda física en Madrid, con el fin de repartir productos para su nuevo servicio ‘Super Glovo’. El local es un almacén ficticio, denominado “dark store”, ubicado en el barrio de Tetuán y que no está abierto al público. Cuenta con nueve empleados.

El ingeniero aeronáutico y creador de la plataforma ya había experimentado el servicio de supermercado online hace un año. Entonces, lo hizo en Barcelona junto al Grupo Miquel. Sin embargo, ahora, ha optado por abrir su propio centro de distribución. Un nicho en el que el director de la empresa ha encontrado una oportunidad. “Hay una oportunidad enorme. En España la penetración de los súper online es de solo el 1%. En otros países como Reino Unido supera el 5%. Nuestra meta es comenzar a realizar pedidos cada vez más grandes, primero entregar compras semanales y luego hasta mensuales”, ha explicado Pierre este jueves en un encuentro con los medios de comunicación.

Hasta el momento, el servicio solo se encuentra disponible en Madrid. Sin embargo, Pierre no descarta llevarlo a otras ciudades de España y fuera del territorio nacional.  El creador de Glovo también ha indicado que los productos que se ofrecen son principalmente envasados. “Por ahora es más una compra de urgencia, algo que puedas necesitar para el mismo día por la noche, o para el día siguiente, pero queremos ir a más, con cámaras de frío y extendiendo a compras más grandes y complejas”, ha comentado.

El cliente que haga la compra del supermercado a través de la app pagará una comisión de entre dos y cuatro euros. Igual que ocurre con los otros servicios de Glovo. De acuerdo con Oscar Pierre, la ventaja frente a sus rivales es la disponibilidad y la rapidez de entrega. Unos 20 o 30 minutos, 24 hora y siete días a la semana.