Nueva polémica entre Sanidad y Madrid por los menús escolares de Telepizza y Rodilla

Comparte este artículo:

El Ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa ha desautorizado los planes anunciados por la Comunidad de Madrid, que pretendía recurrir a las cadenas de comida rápida, Telepizza y Rodilla, para garantizar los menús escolares de los menores más vulnerables durante el estado de alarma por el coronavirus.

Los menores a los que repercutiría este acuerdo, serían aquellos que disponen de un precio reducido en los comedores por ser sus padres beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción (RMI), es decir, aproximadamente 11.500 alumnos.

Este rechazo a la iniciativa que había propuesto el gobierno de la Comunidad de Madrid – la más afectada por el brote del coronavirus, con 4.165 contagiados y 213 muertes – pretendía asegurar el servicio de comedores a los menores más vulnerables por la delicada situación familiar.

Se suma a los continuos enfrentamientos que se han producido a lo largo de la última semana entre la administración autonómica y central, en referencia a las medidas adoptadas para frenar la curva de contagiados, pues ya el domingo pasado la Comunidad de Madrid decidía unilateralmente, cerrar las peluquerías haciendo caso omiso al decreto de urgencia del Ejecutivo, que sí permitían su apertura o las declaraciones de la propia presidenta del gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, que reclamó al gobierno de España material médico por valor de 994 millones durante la videoconferencia que mantuvo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con todos los presidentes autonómicos.

La Comunidad de Madrid pretendía que Telepizza y Rodilla ofreciesen los menús escolares

La presidenta de la región a través de un tuit, daba a conocer el acuerdo alcanzado entre su administración y las compañías de comida rápida, Telepizza en primer lugar y más tarde se uniría Rodilla, para poner en marcha la iniciativa.

Asimismo, el Consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, comunicaba por medio de su perfil en Twitter, que este acuerdo suponía ofrecer un menú a casi 12.000 alumnos que disfrutan de un precio reducido de comedor.

En ese momento, se produjeron un aluvión de críticas por parte de la oposición y de un gran número de usuarios que rechazaban la medida adoptada por el gobierno que encabeza Isabel Díaz Ayuso, ya que consideraban que era incoherente que estas empresas que habían anunciado un despido masivo de trabajadores mediante un ERTE temporal ofreciesen este servicio, como recoge un tuit publicado por la portavoz de Más Madrid en Educación.

También miembros de los sindicatos mostraron su rechazo a esta medida, como la Secretaria General de Enseñanza para CC.OO. en Madrid, Isabel Galvín, que se quejaba porque esta decisión no garantizaba un plato saludable y con un aporte calórico adecuado, ofreciendo pizzas y hamburguesas, para los niños más pobres de la Comunidad de Madrid.

Pero esta polémica no ha llegado a su fin, porque hoy mismo, el consejero madrileño, Enrique Ossorio, reclamaba nuevamente una explicación al Gobierno central por el rechazo de esta iniciativa y lamentaba que tantos alumnos no recibiesen el menú escolar. Además, recalcaba que el contenido de dicho menú no sería tan insano como aseguraban los críticos.

Este proyecto se une a los ya anunciados por otras empresas, como las compañías telefónicas que brindarán a sus clientes ofertas totalmente gratuitas o las plataformas tecnológicas como Instagram, que han anunciado medidas para combatir la desinformación, contribuyendo así en un momento tan difícil.

Más Noticias

Dejar respuesta