¿Qué es el Big Data y el Bad Data? (Parte III)

Qué es el Big Data y el Bad Data

Un último artículo en el que hablaremos del Big Data, Bad Data y la relación con el Marketing Intelligence. Recordemos que el Marketing Intelligence emplea fuentes de información variadas para conseguir una visión integral del mercado, de los clientes y de la organización con el fin de incrementar el crecimiento de la empresa.

Con los conocimientos del Marketing Intelligence se pueden llevar a cabo mejoras integrales en las empresas. La información que se brinda permite tomar decisiones estratégicas acertadas a partir de la medición de lo que es realmente importante.

El Marketing Intelligence actúa de la siguiente manera: facilitando el acceso a datos. Cada empresa es diferente y cada una de ella requiere de información diferente que se ajustará a sus necesidades particulares. Por eso, es muy importante que se fije el volumen de información que se necesita para obtener las métricas necesarias para medir esa información En una primera etapa será necesario realizar un análisis de la situación de la empresa y los objetivos que se quieren alcanzar.

Integración de herramientas de analítica, Business Intelligence, CRM: será necesario analizar las herramientas disponibles en el mercado que nos permiten obtener esa información Es posible que se tengan que integrar herramientas de analíticas, herramientas de Business Intelligence, etc. para conseguir la información deseada. No es una etapa fácil ya que se necesita un estudio en profundidad de las herramientas.

En relación del control y el seguimiento de datos podemos decir que la mejor forma de sacar provecho de la información proporcionada por las herramientas es llevar a cabo un control periódico de los datos. Estas herramientas suelen brindar informes periódicos pero no siempre esto será suficiente, los datos solo son valiosos cuando se entienden. Es por eso que se tendrá que hacer un análisis personal y las habilidades humanas que son necesarias dentro del Marketing Intelligence para conseguir conclusiones que ayuden a optimizar la toma de decisiones estratégicas.