Trámites que debes seguir para abrir una clínica dental

Trámites para abrir una clínica dental

Cuando un profesional decide abrir su propia clínica dental se plantean dos opciones habituales: instalar una nueva clínica o bien, adquirir una que se encuentre funcionando.

Más allá de estas alternativas, es indispensable contar con la licencia de apertura, que se expide únicamente cuando el propietario de la clínica ha demostrado que cumple con todos los requisitos necesarios. Tanto en caso de edificación como de adquisición.

Por ejemplo, es habitual que una clínica que se encuentra funcionando y que estaba sujeta a la ley al momento de la inauguración, luego no haya renovado sus permisos y, en caso de ser comprada por un tercero, podría poner a esta persona en problemas si no se toma la molestia de regularizar la situación tan pronto se haga con el establecimiento. Por ello, a continuación, te explicamos ciertas normas a tener en cuenta.

En primera instancia, se debe tener en cuenta que en España y en buena parte del mundo, las clínicas dentales se definen como centros sanitarios. Motivo por el cual deben cumplir con todas las obligaciones de este tipo de establecimientos. Es decir, licencias, autorizaciones y demás trámites legales.

A su vez, no se debe perder de vista que, en nuestro país, cada Comunidad Autónoma tiene sus propias normativas y que deben tenerse en cuenta al momento de la apertura de una clínica dental.

En el Real Decreto 1277/2003 se establecen las que pueden considerarse como bases generales respecto a la autorización de centros de salud de este tipo. La norma señala en su artículo primero que, tiene como objeto “regular las bases del procedimiento de autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios”.  Así, resulta imprescindible estar al tanto de la ley vigente en cada una de las regiones del territorio español. De modo que al presentar los permisos no falte ninguno y, se eviten gastos innecesarios.

En última instancia, “siempre es recomendable que las personas que se encuentren interesadas en la posibilidad de abrir sus propias clínicas dentales, busquen asesoramiento profesional para resolver las dudas que pudieran aparecer en los términos legales. A nosotros nos resultó de gran ayuda para solventar nuestras dudas al respecto”, comentan desde la clínica dental InterORALIA.

Los colegios de odontólogos locales, por ejemplo, son una buena fuente de información para descubrir los aspectos iniciales del proceso legal que se debe llevar a cabo para la apertura de una nueva clínica dental. En caso de no obtener respuestas, se puede consultar directamente con la Consejería de Sanidad de la comunidad autónoma.