Las colas en Doña Manolita pasarán a la historia

Comparte este artículo:

Comprar la lotería Navideña en una de las administraciones más famosas de toda España, Doña Manolita, ha supuesto siempre largas colas de espera para todos sus clientes. Pero, lo que ha sido durante mucho tiempo un “icono” de la Navidad madrileña, puede llegar a su fin. Doña Manolita se reinventa y ofrece una cola virtual que quiere acabar con las largas esperas en la calle.

Ya no hará falta hacer cola para comprar en Doña Manolita. La famosa Administración de Lotería, ha instalado una pantalla en la calle mediante la cual, por tan solo 10 céntimos de euros y un numero de teléfono, podrás formar parte de una cola virtual. Esta nueva tecnología te permite sacar un ticket de espera virtual, que avisará al comprador, por medio de un sms y en su móvil, 15 minutos antes de que llegue su turno.

De este modo, los clientes que lo deseen ahora podrán pasar el tiempo de espera acompañados de una bebida caliente, dando un paseo por el centro de Madrid o realizando compras por las tiendas de la capital. Lo que deseen, menos esperar de pie y con frío en la calle. Con este nuevo sistema, la famosa Administración de Lotería madrileña situada en la calle del Carmen, espera poder llegar a más clientes, pero, sobre todo, mejorar la experiencia de compra de todos ellos.

Dentro de la Administración, las cuatro ventanillas de ventas están ahora divididas en grupos de dos, unas para ventas tradicionales y las otras para las ventas online. Con esta nueva tecnología se pretende evitar las largas colas que en ocasiones duran hasta varias horas y que precisamente en invierno, se hacen especialmente duras.

Sin embargo, lejos de todo pronóstico y a pesar del nuevo sistema, las eternas colas de la Administración no ha dejado de desaparecer, e irónicamente, ahora se dividen en dos; una para la compra tradicional y la otra para adquirir el ticket de espera, aunque la segunda de ellas es mucho más ágil.

Entre las preguntas más destacadas acerca de la nueva novedad, además de cómo se utiliza, se encuentra si la máquina da decimos de lotería directamente. Pero este no es el caso. Entre ellas, también los clientes se siguen cuestionando porque siguen comprando en Doña Manolita. Algunos por tradición, otros por cabezonería, otros por la esperanza de que la suerte llegue a sus vidas…

Lo que si esta claro, es que vemos como la tecnología es prácticamente adaptable a cualquier tipo de negocio o entorno del día a día. Y aunque las colas continúen siendo la seña de identidad de la Administración madrileña, la tecnología también ha llegado a sus puertas para quedarse.

Más Noticias

Dejar respuesta