Los empleados de Google exigen al CEO que finalice la colaboración policial

Comparte este artículo:

Más de 1.650 empleados de Google han firmado una carta abierta al CEO Sundar Pichai exigiendo que la compañía deje de vender su tecnología a las fuerzas policiales en todo Estados Unidos. La carta llega cuando las protestas contra la brutalidad policial, impulsadas por el asesinato de George Floyd, continúan extendiéndose por quinta semana consecutiva.

“Las últimas semanas nos han demostrado que abordar el racismo no es solo una cuestión de palabras, sino de acciones tomadas para desmantelar las estructuras reales que lo perpetúan”, añade la carta, escrita por el grupo de empleados Googlers Against Racism. “Mientras que nosotros como individuos mantenemos conversaciones difíciles pero necesarias con nuestra familia, amigos y compañeros, también estamos increíblemente decepcionados por la respuesta de nuestra empresa.

Los empleados están llamando específicamente al contrato en curso de Google Cloud con el Departamento de Policía de Clarkstown en Nueva York, que fue demandado por presuntamente llevar a cabo una vigilancia ilegal de los manifestantes de Black Lives Matter en 2015. También destacan el apoyo indirecto de la compañía al departamento de Arizona que rastrea a las personas que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México.

Para los trabajadores de Google, estas alianzas contrastan con las declaraciones externas de equidad racial que ejecutivos como Pichai han estado haciendo. Si bien la compañía ha prometido 175 millones $ para apoyar a los propietarios de negocios afroamericanos y a quienes buscan trabajo, además de que YouTube creó un fondo de 100 millones $ para dar apoyo a los creadores de este colectivo en EE.UU.

La demanda llega aproximadamente dos semanas después de que Amazon anunciara una moratoria de un año a la policía usando su herramienta de reconocimiento facial Rekognition. Por su parte, la compañía tecnológica IBM fue aún más lejos y prometió dejar de desarrollar tecnología de reconocimiento facial por completo, por posibles abusos contra los derechos humanos. Hasta ahora, Google no ha confirmado si planea continuar su colaboración con las agencias policiales estadounidenses.

La carta ha estado circulando entre los empleados de Google desde el miércoles pasado y ha recibido una notable cantidad de apoyo en ese corto tiempo. Hasta ahora, los empleados afirman que no han recibido una respuesta oficial de la gerencia de la compañía.

Un portavoz de Google ha manifestado que la compañía no tiene planes de cesar su trabajo con el gobierno, las agencias de aplicación de la ley o los departamentos de policía, citando las pautas de ética de Google como protecciones contra el abuso.

“Estamos comprometidos con el trabajo que marca una diferencia significativa para combatir el racismo sistémico, y nuestros empleados han hecho más de 500 sugerencias de productos en las últimas semanas, que estamos revisando. Además, la compañía considera que Tenemos largos términos de uso para nuestras plataformas disponibles como Gmail, GSuite y Google Cloud Platform, y estos productos permanecerán disponibles para que los usen los gobiernos y las autoridades locales, incluidos los departamentos de policía”, en declaraciones a The Verge.

Más Noticias

Dejar respuesta