Consejos para limpiar el móvil

Móvil limpio

¿Sabías que la pantalla de los teléfonos móviles recoge 30 veces más bacterias que la tapa de un inodoro? Así lo indica un estudio realizado por la Universidad de Barcelona y recogido por Certideal, la plataforma de venta de teléfonos reacondicionados. No obstante, estas bacterias suelen ser las mismas presentes en la cara de los usuarios, por lo que no suponen, en principio, un riesgo.

Para mejorar la higiene de los smartphones es recomendable seguir los siguientes consejos

  • Usar pañuelos de microfibra o una gamuza similar a las que se utilizan para limpiar las gafas, a la hora de asear la pantalla. Primero se utilizará el paño para quitar el polvo y, a continuación, la gamuza. Para obtener un mejor resultado se puede mojar la gamuza con un poco de agua o con una solución que mezcle un 80% de agua y un 20% de alcohol. Según la plataforma, nunca se debería utiliza un limpiacristales.
  • Emplear un bastoncillo de algodón, ligeramente húmedo, para mantener los botones y los conectores libres de suciedad.También se puede utilizar un mondadientes previamente desinfectado.
  • Cuando se está en la playa uno de los mayores riesgos es que la cámara se raye con la arena, por lo que es importante mantener el smartphone lo más protegido posible. Pero si aún así la lente se llena de arena, lo primero que se debe hacer es limpiar con una brocha o un cepillo de dientes la arena del terminal. Hay que evitar soplar la arena, ya que esto puede incrustarla aún más. Después de esto se debe limpiar la cámara con un paño totalmente seco.
  • La arena también puede rayar la pantalla. Una solución a esto es poner un poco de pasta de dientes en un paño húmedo y frotar sobre al arañazo. También se puede usar una mezcla de dos partes de talco con una de agua para crear una pasta que se usaría de manera similar a la pasta de dientes. No obstante, esto solo funciona si los rasguños son leves.
  • Si el teléfono se moja de manera accidental en la piscina o la playa hay que sacarlo lo más rápido posible del agua, no encenderlo y secarlo. Después de eliminar el agua, se puede introducir el móvil en arroz, arena para gatos o avena para que absorba la mayor cantidad de humedad posible. Este proceso tarda hasta dos días y no siempre ‘salva’ el teléfono, ya que depende de cuánto se haya mojado. Al realizar este proceso, el móvil debe estar siempre apagado y sin la batería.