5 datos curiosos de iPad por su décimo aniversario que quizás no conocías

Comparte este artículo:

El 27 de enero de 2010, el difunto CEO de Apple, Steve Jobs, presentó un dispositivo al mundo que se parecía mucho a un iPhone, pero en comparación su tamaño era gigante y no hacía llamadas. Unos meses más tarde, se puso en venta al público el primer iPad iniciando una revolución de tabletas, cuyos efectos se pueden sentir todavía hoy en día.

Este 27 de enero de 2020 se han cumplido 10 años del lanzamiento de este dispositivo que creó un impacto innegable en el panorama tecnológico de hace una década. Para celebrar su aniversario, os traemos una lista con cinco datos curiosos que quizás todavía no conozcas sobre el popular iPad de Apple.

Un resumen de una fascinante primera década de existencia que pensamos, vale la pena resumir.

Los inicios nunca fueron fáciles

Si bien el iPad fue un gran éxito que lanzó una exitosa línea de productos, no fue el primer intento de Apple en crear un ordenador portátil con pantalla táctil. Ese honor pertenece al Newton MessagePad que se lanzó en 1993 al precio exorbitante de 900 dólares.

Según los estándares actuales, este dispositivo era más un asistente digital personal, o PDA, que una tableta. Pero el MessagePad fue un paso audaz para Apple, un ordenador portátil acompañado de un lápiz táctil que utilizaba un software de reconocimiento de escritura para traducir lo que los usuarios escribían en el texto en pantalla. El único problema es que no funcionó muy bien.

El MessagePad pronto se convirtió en el blanco de bromas en dibujos animados populares como Doonesbury y Los Simpsons debido a su incapacidad para traducir con precisión lo que se había escrito en texto.

Apple siguió produciendo nuevos modelos de MessagePad hasta 1998. Pero, después de eso, pasarían otros 12 años más antes de que la compañía volviese a revisar la idea.

iPad más cerca del éxito…

El iPad original se lanzó en Estados Unidos en abril de 2010, pero su nuevo intento todavía estaba muy lejos de las poderosas tabletas que Apple vende en la actualidad. Costaba alrededor de 499 dólares, tenía una resolución miserable de 1.024 x 768 y sólo ofrecía hasta 64 GB de almacenamiento interno. A modo de comparación, un modelo iPad Pro de generación actual puede alcanzar una resolución de 2.732 x 2.048 y permite hasta 1 TB de almacenamiento.

Las características como FaceTime, multitarea, captura de vídeo 4K, AirPlay y muchas otras que damos por sentado en los dispositivos de Apple modernos, no estaban disponibles en el inicial lanzamiento del iPad. Sus mayores reclamos de fama se basaron posiblemente en dos: tenía la capacidad de usar aplicaciones de iPhone existentes y contaba con la aplicación iBooks, un rival de Amazon Kindle.

El boom de las fotografías con iPad

La ascensión del iPad como un producto de consumo popular también provocó la tendencia de la fotografía mediante este dispositivo. Si es cierto que los iPads modernos tienen cámaras potentes que pueden producir fotos y vídeos increíbles al igual que los iPhones. Pero todavía hay algo un poco extraño y llamativo al ver a alguien tomando una foto con una tableta grande. De hecho, la fotografía del iPad es tan insustancial que sitios web como este han publicado artículos sobre cómo hacerlo en público sin parecer imbécil o incomodar a la gente.

Hoy en día, parece que la era dorada de la fotografía de iPad ha terminado con el poder de calidad y comodidad que han acogido las cámaras de los smartphones, sin embargo, todavía podemos ver a algún rezagado utilizando el iPad como cámara fotográfica.

La popularidad del iPad en escuelas

Tiene mucho sentido que los iPads fueran populares en las escuelas a principios de la última década. Son más portátiles que las computadoras de escritorio y los niños de hoy en día son indiscutiblemente más expertos en el uso de pantallas táctiles que en las configuraciones tradicionales de ratón y teclado.

Las tabletas y computadoras portátiles de Apple tuvieron una gran cantidad de pedidos de dispositivos escolares durante el 2013, pero un informe del New York Times mostró que, para 2017, efectivamente habían sido reemplazados por alternativas más baratas.

Desde entonces, Apple lanzó un modelo de iPad más centrado en la educación, pero el punto sigue siendo que la tendencia de los iPads en las escuelas ha aumentado y disminuido en el transcurso de unos pocos años. Ya sea por el precio, la accesibilidad o alguna otra combinación de factores, las escuelas decidieron relegar el iPad de la opción principal.

Sin embargo, los iPads no están totalmente muertos en lo que a educación se refiere. Un artículo de 2018 en The Verge mostró que a muchos educadores todavía les gusta lo que los iPads pueden ofrecer a sus alumnos. No obstante, la competencia entre dispositivos es definitivamente más dura de lo que solía ser.

iPad sigue enamorando en la actualidad

La buena noticia para Apple es que, una década después de su debut, el iPad todavía tiene un gran éxito. La tableta cruzó la marca de 400 millones de ventas en 2018, y por el momento no existen motivos para creer que este impulso se detendrá pronto.

Para decirlo de otra manera, Strategy Analytics descubrió que más del 26% de todos los envíos de tabletas en el tercer trimestre de 2019 fueron iPads. Ninguna otra marca de tableta tuvo más del 13.9% en ventas.

Después de una década, es obvio e indiscutible que el experimento del iPad funciona para Apple. Por el momento, sigue siendo la tableta más reconocible a pesar de la cantidad de competidores con los que cuenta. Solo nos queda esperar para ver las sorpresas que nos trae la segunda década de este dispositivo.

Más Noticias

Dejar respuesta