Microsoft lanza una nueva actualización de Windows 7 tras asegurar que no volvería a hacerlo

Microsoft ayuda a personas con parkinson
Comparte este artículo:

Después de anunciar que no volvería a hacerlo, Microsoft finalmente ha lanzado una última actualización de Windows 7. La razón ha sido solucionar un error causado por la anterior actualización del software.

Aunque se suponía que las actualizaciones de seguridad para Windows 7 habían terminado para siempre, no es lo que finalmente ha ocurrido. El motivo ha sido un error que se quedo en los equipos tras la última actualización del software de la compañía, la KB4534310. Se trata de un molesto fallo que hacia que los fondos del escritorio no se adaptasen bien al tamaño de la pantalla en algunos casos.

“Después de instalar KB4534310, el fondo de escritorio podía mostrarse en negro cuando se establece la opción de ‘Estirar’ la imagen”, admite Microsoft. Parece que solo afecta a los fondos de pantalla estirados, ya que las otras opciones de ajuste; relleno, mosaico o centro, siguen funcionando para los usuarios de Windows 7 a la perfección.

Aunque se trata de un fallo ínfimo, ha sido lo suficientemente importante como para poner a Microsoft en evidencia y obligar a la compañía a salirse de los planes que tenía establecidos.

Ya Microsoft ha emitido parches públicos para Windows XP en el pasado, pero esta actualización llega cuando la compañía había puesto punto y final a uno de sus sistemas más longevos y populares. Un error que parece casi un chiste, y que demuestra el trabajo que le queda a Microsoft para arreglar su problemático modelo de trabajo en cuanto a las actualizaciones de la empresa.

En principio, la actualización para corregir el problema iba a estar disponible tan solo para aquellos clientes corporativos que habían pagado por el servicio, una declaración que ocasiono numerosas quejas de los afectados.

Es por ello que, finalmente el gigante del software ha decidido cambiar de opinión y abrir el parche a todos los equipos de Windows 7 y Windows Server 2008 con Service Pack 1.

Todos los usuarios que todavía continúan con Windows 7 han sido aconsejados para actualizar sus equipos al más reciente Windows 10, pero fue la Free Software Foundation (FSF) la que ha indicado que Microsoft debía liberar el sistema operativo ya muerto.

En su comunicado, la FSF asegura que Microsoft debería llevar a cabo este movimiento con Windows 7 para “evitar errores del pasado”. De acuerdo con la organización, “Microsoft no tiene nada que perder al liberar la versión de su sistema operativo que ellos mismos han asegurado que ha llegado a su final”.

No obstante, la liberación del código de Windows 7 no es algo que vaya a pasar en un futuro cercano. Las razones para esto son diversas, pero las más importantes son la seguridad y el hecho de que este sistema operativo comparte parte de su código con las versiones más modernas.

Más Noticias

Dejar respuesta