Las “Ciudades Inteligentes” llegan a España con retraso

Las “Smart Cities” o las ciudades inteligentes son el nuevo futuro al que deben de aspirar los países. Sin embargo, en España todavía estamos muy lejos de alcanzar esa meta. Según un reciente informe, nuestro país suspende en el proceso de transformación inteligente.

Un nuevo estudio realizado por la consultora IdenCity, una empresa especializada en el asesoramiento de ciudades, revela que las urbes españolas se encuentran muy lejos de convertirse en inteligentes, aunque prácticamente la mayoría de ellas se encuentren en un proceso de transformación.

Los datos de este estudio, denominado “Índice Smart”, revelan que en España al menos un 80% de las ciudades ya están en fase de desarrollo y aspiran a convertirse en inteligentes. Sin embargo, todas ellas suspenden en materia de gobernanza, infraestructuras, servicios de movilidad y accesibilidad digital para personas con diversidad funcional. Entornos claves en las denominadas como “Smart Cities”.

En total han sido analizadas 52 provincias que conforman el territorio español (50 más dos ciudades autónomas), aunque el estudio no ha publicado datos concretos de cada una de ellas. La finalidad del mismo ha sido la de conocer con la máxima precisión posible cómo es utilizada la tecnología para así conseguir influir y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

El documento que se compone de 110 indicadores agrupados en 17 categorías y 5 dimensiones, servirá de herramienta para que las urbes puedan localizar nuevas oportunidades y consigan configurarse como metrópolis prósperas, inclusivas, sostenibles y plenamente inteligentes. La publicación permite visualizar los sectores claves en los que priorizar la inversión y la acción pública.

El futuro esta en las “Smart Cities”

Se trata de un desarrollo urbano que incorpora las tecnologías TIC y el Internet de las Cosas, también llamado Internet of Things, con el objetivo de tramitar de un modo seguro y eficiente, cada uno de los aspectos que conforman el tejido de una ciudad.

De la misma forma que las empresas se han modernizado y han incorporado sistemas tecnológicos que mejoran cada uno de sus procesos, las ciudades del futuro podrán optimizar cada uno de sus recursos mediante tecnologías a gran escala que aseguren una mejora calidad de vida de sus ciudadanos.

Algunos de los entornos en los que más énfasis ponen las Ciudades Inteligentes son la eficiencia energética, la sostenibilidad, el tráfico y la seguridad pública o las construcciones inteligentes, entre otros aspectos. En 2016 la ciudad de Nueva York fue destacada como la ciudad más inteligente del planeta, seguida de Londres y París.