La comunicación que la Generación Z necesita

Adolescentes españoles invierten más tiempo en Internet que en el colegio

La tecnología avanza a una velocidad abrumadora, de modo que tan sólo queda adaptarse o morir. Con esta rapidez tan vertiginosa, la sociedad también se transforma a pasos agigantados, de modo que la brecha tecnológica entre una generación y otra produce unas diferencias de vértigo.

La llamada Generación Z es aquella a la que mejor se adapta la actualidad. Son también conocidos como la Generación Centennial o Post-millennial, y está formada por esos jóvenes que han dejado viejos a los millennials, y que poco a poco (o no tan poco), serán reemplazados por una nueva Generación, hasta entonces denominada Y.

Nacieron a partir del año 1995 y lo hicieron con uno o varios dispositivos electrónicos ya bajo el brazo. Una generación de auténticos nativos digitales, que utiliza una media de 5 pantallas de forma simultánea. Para ellos, las redes sociales son el soporte principal de comunicación, consideradas en la actualidad, un sector de audiencia cada vez más lucrativo. Estos jóvenes por tanto, suponen para el Marketing Digital un asunto de vital importancia. Saber qué quieren, cómo lo quieren y cuándo lo quieren, son factores claves.

En este punto es donde surgen un sinfín de incógnitas. Debemos, en primera instancia, ser conscientes de que la generación Z está “contagiando” sus hábitos de consumo y su uso de contenidos a otras generaciones de consumidores. Es, por tanto, prescriptora del comercio futuro y se necesita adaptar los mensajes a sus intereses y motivaciones.

Destacan por ser autodidactas, realistas y pragmáticos. Estos jóvenes manejan el Internet como robots, lo que les ha convertido en el súper-boom del Marketing Digital. Otro punto importante, es que es una generación realmente comprometida con el medio ambiente y, además, preocupados con la situación de inestabilidad mundial actual. Un perfil cuanto menos complejo.

Cómo comunicarnos con los la Generación Z

Ahora que los conocemos un poco mejor, toca resaltar algunos consejos a tener en cuenta para insertar contenidos comerciales en plataformas propias de esta generación. Entre ellos destacan:

1. Son jóvenes acostumbrados a moverse en entornos de cambio permanente. Quizás la metodología empleada hasta ahora, pronto se quedará obsoleta. Por lo que hay que estar al tanto de todo cambio que pueda producirse en el entorno digital para conseguir estar siempre a su mismo nivel.

2. Son nativos digitales. Es una generación marcada por la hiperconectividad con todo y con todos como estilo de vida.

3. Son “brands lovers”. Sitúan el foco en la inmediatez de su necesidad. Se informan, comparten e interactúan continuamente con el mercado, rompiendo así las reglas de lo tradicional.

4. Miran más allá del precio en el factor de compra. Valoran, y mucho, otros aspectos de las compañías como puede ser el de la respuesta inmediata o la responsabilidad de estas con el medio ambiente.

5. Conciben los productos asociados a una experiencia. Lo que les motiva es compartir el contenido, por lo que le dan especial importancia a este aspecto.

6. Confían más en los canales bidireccionales como única forma de comunicación. Ya no confían tanto en las marcas.

7. Internet es su fuente indiscutible de información.

Nos ha tocado convivir en un mundo de constante y rápido cambio en el que la adaptación ha pasado a adquirir un papel clave en el día a día. Hoy más que nunca, la evolución es imprescindible para comprender, cuanto antes, las necesidades del comprador del mañana.