La Junta de Extremadura elabora un Protocolo de Comunicación Inclusiva

La Junta de Extremadura elabora un Protocolo de Comunicación Inclusiva

José María Vergeles, vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, ha presentado en Mérida el ‘Protocolo para una comunicación inclusiva en los ámbitos institucionales y de la comunicación de Extremadura’.

En la elaboración de esta guía que tiene como objetivo establecer una política coherente de comunicación que evite discriminaciones en la sociedad y promueva la igualdad entre las personas ha participado parte del equipo directivo de la revista Grada.

Este protocolo, proyecto pionero en España, ha sido desarrollado bajo el liderazgo de la Dirección General de Accesibilidad y Centros con el apoyo de la Presidencia de la Junta de Extremadura, a partir de una metodología multisectorial, multidisciplinar y transversal. Metodología desplegada a través de la configuración de cinco grupos de trabajo: un grupo motor, encargado de supervisar y validar y cuatro grupos de trabajo, responsables de elaborar el protocolo bajo la coordinación de la Asociación de Universidades Populares de Extremadura (Aupex).

En su intervención, José María Vergeles ha explicado que “una accesibilidad universal no es solo la discapacidad desde el punto de vista de la movilidad”; “hemos ido incorporando medidas que permitan un abordaje más adecuado con la accesibilidad cognitiva y sensorial”, ha añadido.

El protocolo es fruto del trabajo colaborativo que han llevado a cabo más de 131 profesionales procedentes de diferentes ámbitos: administraciones, Universidad de Extremadura, profesionales del diseño y la comunicación, agentes económicos y sociales, y entidades del tercer sector que representan a las personas con discapacidad, de mujeres y del colectivo LGTBI, entre otros.

El ‘Protocolo de comunicación inclusiva en los ámbitos institucionales y de la comunicación’ hace referencia a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y persigue los siguientes objetivos generales:

  • Proporcionar una herramienta, que aborda, desde una visión holística, los aspectos positivos y relevantes del lenguaje inclusivo.
  • Edificar un lenguaje inclusivo sólido e integrado en la sociedad.
  • Contribuir a establecer una política coherente de comunicación inclusiva.
  • Poner a disposición instrumentos para implementar la comunicación inclusiva.
  • Entender y respetar la diversidad como un valor social y comunitario. 
  • Comprender la evolución del lenguaje como una transformación natural, nunca rígida, que debe ir unida al avance social. 
  • Cuidar las imágenes y los mensajes que se transmiten, dando visibilidad a todas las personas como parte de una sociedad global y unitaria. 
  • Además del lenguaje oral, fomentar otros canales y otros tipos de comunicación multimodal que garanticen una comunicación efectiva. 
  • Huir de términos y etiquetas con connotaciones negativas que provocan que las personas se sientan en condiciones de desigualdad con respecto a las demás. 

Por su parte, contempla diversos ámbitos de aplicación: 

  • Comunicación inclusiva para las personas con discapacidad.
  • Comunicación inclusiva con impacto de género.
  • Comunicación inclusiva intercultural.
  • Lenguaje sin sesgos.
  • Comunicación digital inclusiva.
  • Comunicación multimodal inclusiva.

Recibe especial atención el lenguaje inclusivo y sin sesgos, ya que evita los estereotipos y las referencias a detalles irrelevantes y, por el contrario, reconoce las cualidades y diversidades de las personas con independencia del sexo o la orientación sexual, la discapacidad, la edad, el origen y la religión o las creencias.

Finalmente, el protocolo incorpora un catálogo de buenas prácticas o ejemplos para que las diferentes administraciones puedan utilizar en el ámbito de la comunicación inclusiva. Ya se ha impartido un curso de formación dirigidos a profesionales del tercer sector, y en próximas fechas se repetirá en la Escuela de Administración Pública para el funcionariado de la Junta de Extremadura, así como a través de las Diputaciones de Cáceres y Badajoz, para el personal de las administraciones locales.

Más Noticias

Dejar respuesta