¿Te diviertes en tu empresa? Utiliza el humor y el optimismo en tu estrategia

Comparte este artículo:

Un ritual que seguro practicas: te levantas todos los días para afrontar una nueva jornada laboral. Mientras te desplazas al trabajo, repasas mentalmente las tareas que te esperan: llamadas, emails, reuniones… Antes de llegar a tu destino, ya tienes claro que será un día intenso, con muchas e importantes decisiones que tienes que tomar, y que estás seguro de que tendrás alguna que otra sorpresa no deseada. Resultado: antes de entrar por la puerta ya cuentas con un nivel de estrés suficiente para encarar de la peor forma posible el nuevo día.

Te propongo que hagas un ejercicio de autoevaluación. Pregúntate si en tu organización hay un ambiente positivo, si existe un clima laboral que fomente el optimismo y si tu estado de ánimo es bueno. En definitiva, ¿te divierte lo que haces? Y no, no espero que la gente vaya al trabajo para divertirse, estoy preguntándome si en el día a día de todos nosotros estamos en las condiciones anímicas adecuadas para realizar un desempeño adecuado de nuestra actividad. Y eso no tiene mucho que ver con las risas y las carcajadas. Mas bien, se relaciona con la calidad del clima laboral que vives cada día, y si este genera optimismo y buenas sensaciones, es neutro o todo lo contrario. ¿Cuál es tu caso?

He mencionado en el título de este post las palabras Diversión, Humor y Optimismo. Aunque son conceptos distintos, todos están relacionados, y todos afectan a la buena marcha de la empresa, pues impactan tanto en el rendimiento y capacidad de los empleados (y directivos) como en la proyección en el mercado de la organización.

¿Sabías que existe desde hace años el Día Internacional de la Diversión en el trabajo?

Pues sí.  Desde 1996, se celebra en los Estados Unidos este día (Fun at Work Day). Para que caiga en día laboral, si cae en festivo, se traslada al primer jueves de abril, para que pueda celebrarse en cada empresa (también se celebra alternativamente el día 28 de enero). Surgió como una iniciativa para dar a conocer los beneficios que tiene en las pymes de cualquier tipo el uso del humor como paso previo a la diversión en el entorno laboral. Si bien creo que se está limitando a realizar una jornada festiva en la empresa (con juegos, actividades lúdicas o talleres divertidos) es una propuesta que pone de manifiesto las ventajas de crear un ambiente agradable en el trabajo.

En España, la iniciativa está impulsada por la organización Humor Positivo. Desde la misma, animan a las empresas a crear un ambiente positivo que repercuta en la salud emocional de todos los empleados.

Sonreír es el primer paso para encontrarte bien…y vender más

Hay muchos estudios que han demostrado los beneficios psicológicos del acto de sonreír: aumenta la sensación de bienestar, ayuda a tomar distancias ante los problemas y genera endorfinas. Además, el neuromarketing ha puesto a la sonrisa en primera línea en cuanto a técnicas para empatizar con el interlocutor y su poder a la hora de persuadir en una venta. Incluso se ha probado que sonreír al hablar a través del teléfono conecta mejor con el interlocutor y le predispone a ser más receptivo al mensaje (sea este el que sea). Una técnica que conocen muy bien los especialistas en telemarketing. Detrás de todo ello están las neuronas espejo, que replican una emoción positiva en las neuronas de otras personas, incluso si estas no están en contacto visual (como en un anuncio de televisión, por ejemplo). Ver a la gente sonreír nos gusta, eso está claro.

La sonrisa vende, y algunas empresas la han incorporado a su branding, bien de forma sutil o de manera clara. Tienes ejemplos en los logotipos de Amazon, Mc Donald´s, LG o Danone.

¿Por qué es importante el humor en la empresa?

Desdramatizar las cosas siempre es una opción aconsejable, en todos los ámbitos de la vida, entre ellos el laboral. Creo que la dirección de la empresa tiene que intentar poner un punto de humor en su trabajo diario, y más en la gestión de equipos. Quitar hierro a una situación complicada es la mejor manera de resolverla, o al menos, de enfocarla con un mejor estado de ánimo.

Alison Beard  ha publicado en Harvard Business review un artículo “Leading with humor”, donde se hace eco de diversos estudios científicos del MIT o la London Business School, entre otros, que demuestran que “la risa alivia el estrés y el aburrimiento, estimula el compromiso y el bienestar, y estimula no sólo la creatividad y la colaboración, sino también la precisión analítica y la productividad”.

Por otro lado, y desde el punto de vista de la estrategia de marketing, también el uso del humor es beneficioso (utilizado de forma coherente con los valores de la empresa). Un estudio de la consultora Nielsen, de hecho revela que casi la mitad de los españoles recuerdan los anuncios graciosos, realizados en clave de humor. El recuerdo de marca es mayor y más positivo. Tienes un buen ejemplo en este anuncio de la marca de agua Evian “Baby & Me”.

Crear un ambiente positivo en la empresa no es difícil. Algunas pistas

Un objetivo del marketing y la comunicación es conectar nuestro mensaje con la mente del cliente, y si podemos utilizar el humor, esta conexión será más potente y duradera.

Por tanto, puedes intentar crear un ambiente de trabajo que sea inspirador y motivante para todos y que, como consecuencia de ello, se trasmita es tu estrategia de marketing y comunicación.

  • El diseño de los espacios de trabajo influye en el ánimo de la gente. Pide consejo a especialistas para lograr un ambiente positivo y alegre.
  • De acuerdo con Recursos Humanos, elabora un protocolo que atienda las carreras profesionales de cada persona, que se les dé voz activa en su área de trabajo y que fomente el desarrollo de sus capacidades.
  • El trabajo en equipo es básico para generar una buena relación en el seno de la empresa. Organiza las reuniones de forma más distendida y en ambientes que no sean demasiado fríos.
  • Cada empresa es diferente. Analiza tu caso y plantéate si es posible organizar de vez en cuando algunas jornadas lúdicas que impliquen a todos y contribuyan a incorporar el humor en la organización. Que los propios empleados sugieran las ideas.
  • Realiza reuniones trimestrales o semestrales para que todos los miembros de la empresa expresen sus inquietudes y comenten de forma libre cómo se encuentran en la empresa.
  • Y por supuesto, intenta incluir el optimismo en tu comunicación. Como has visto, si se hace correctamente, conectarás mejor con tu cliente potencial y será más receptivo a tus mensajes (¡y venderás más!).
Comparte este artículo:

Dejar respuesta