Las pymes se lanzan al comercio electrónico

Comparte este artículo:

Un gran número de pymes se están lanzando al comercio electrónico para sobrevivir, en las actuales circunstancias de la crisis causada por el coronavirus.

Resulta ahora imprescindible para muchas compañías aprovechar sus canales online tanto para comunicarse con sus clientes como para ofrecer sus productos. Los comercios que hasta ahora se habían dedicado exclusivamente a la venta en tiendas físicas, comienzan a digitalizarse para aparecer en el entorno online.

De hecho, según datos internos de la plataforma de mensajería Stuart, desde el comienzo de la pandemia, a principios de marzo, los envíos de este tipo de empresas han aumentado el 535% respecto a la semana anterior al comienzo del confinamiento. Y es que la demanda total de peticiones de negocios para realizar envíos a domicilio se ha multiplicado por cuatro.

Por otro lado, la patronal logística UNO afirma que las ventas online han crecido un 12,5% durante las últimas semanas.

Si echamos la vista atrás, el comercio electrónico era un sector al alza antes incluso de la cisis actual. Así pues, la facturación del comercio electrónico creció hasta la cifra de 11.999 millones de euros durante el segundo trimestre de 2019, un 28,6% más que durante el mismo periodo del año pasado, según los datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. En relación al volumen de transacciones, se alcanzaron los 211,3 millones, es decir, un 32,7% más.

Aunque las ventas online han experimentado un crecimiento generalizado, hay sectores con crecimientos más grandes. El impacto del coronavirus ha traído como resultado un repunte del 62% en la venta de productos de rápido consumo especialmente, según los datos ofrecidos por Nielsen.

También se están incorporando nuevos colectivos, como la población senior, que se están uniendo a la tendencia de comprar por Internet, factor que está impulsando su crecimiento.

Estamos ante una aceleración digital generalizada, que se está dando en España, Hispanoamérica y todo el mundo. Algunos expertos hablan de avances de 3 años o más.

Para aprovechar esta aceleración, algunas empresas deberán redefinir los perfiles de sus profesionales o contratar servicios externos para poder cumplir con las necesidades del negocio, y esta situación generará una demanda de talento especializado que puede no ser cubierta por los profesionales existentes en el mercado, presentando una oportunidad profesional. Así, la formación continua en temas digitales y tecnológicos resulta imprescindible para estar al tanto de las tendencias más innovadoras.

¿Qué necesita cualquier pyme para optimizar sus ventas online?

La venta a través de un canal propio ofrece la ventaja de presentar los productos bajo el propio contexto de la marca, permitiendo al usuario conocer toda su gama de productos o servicios, al mismo tiempo que consigue un perfil de negocio mucho más profesional que aporta un valor añadido. A su vez, el vendedor evita los intermediarios en la venta y la empresa cuenta con la capacidad de decidir más libremente sobre la presentación del producto, pudiendo ofrecer la posibilidad de un packaging personalizado, como modo de transmisión de la marca y los valores de las empresas.

Por otro lado, la venta mediante un mercado electrónico como Amazon supone para los negocios un plus de visibilidad y posicionamiento, pero para ello requieren de una buena estrategia SEO. Además, permite a los negocios acceder a un público mucho más amplio y facilita la venta al extranjero, ya que elimina barreras previas técnicas o administrativas. Otra opción muy interesante puede ser implementar un modelo mixto entre el canal propio y el marketplace, que aglutine la personalidad propia de su empresa a la vez que garantizas la presencia en un gran plataforma, que le proporcione visibilidad.

Desde la empresa Top Positionagencia de marketing digital, nos confirman un crecimiento de las solicitudes de presupuesto para lanzar una tienda en Internet o vender más a través de SEO en Amazon. “Parece que las empresas quieren reorientarse al canal digital”.

Esto confirma una tendencia, que viene para quedarse y cambiará el paradigma de empresas y consumidores de cara a futuro.

Más Noticias

Dejar respuesta