España, ¿un país receptor de startups europeas?

España, un país receptor de startups europeas
Comparte este artículo:

Compañías de Francia, Alemania, Italia y Suiza han centrado su atención en nuestro país para expandir su cartera de clientes y seguir desarrollándose. Debido a que los hábitos de los consumidores españoles es parecido a otros mercados, resulta muy fácil para una startup implantarse en el mercado español.

Es más, la idea de poder acceder a parte de los 1.000 millones de euros de capital de fondos disponibles en España para invertir en una startup resulta muy tentadora para aquellos que apuestan por nuestro país.

Entre los principales intereses de los inversores, destaca el talento emprendedor y disponen de los medios necesarios para potenciar proyectos en diferentes fases, desde las más iniciales a las más avanzadas, una tendencia que apenas se contemplaba hace años.

No obstante, las startups extranjeras también prefieren venir a España y abrir mercado por la madurez del ecosistema emprendedor, la buena calidad de vida y el auge de ciertos sectores.

Por su parte, los sectores más llamativos para las compañías francesas, italianas, alemanas y suizas que desembarcan en nuestro país son la salud, la educación y el comercio electrónico. Y es que, la pandemia ha obligado a los consumidores a pasar más tiempo en casa, acelerando el comercio digital y la educación a distancia, sectores con grandes posibilidades para el emprendedor.

Asimismo, la cercanía entre mercados es otra razón para apostar por un nuevo país. «Los patrones de comportamiento de los consumidores españoles y de los franceses o italianos son similares. Esto hace que si un producto o negocio funciona en países vecinos posiblemente lo haga también aquí«, según explica José del Barrio, CEO de Samaipata, fondo que invierte en startups españolas y extranjeras.

«Uno de los ámbitos más interesantes en la actualidad es el de proptech, las firmas que están contribuyendo a modernizar el mercado inmobiliario«, añade José del Barrio.

Según Carlos Mateo, presidente de la Asociación Española de Start Up, «el talento es el principal atractivo para que una firma quiera crecer en nuestro país. El emprendedor español y los trabajadores de startup están muy cualificados y tienen una gran reputación internacional«.

A este punto fuerte se le añade el hecho de que «tenemos un gran número de incubadoras y aceleradoras, un total de 215. Se trata de un ecosistema en pleno crecimiento«.

Por ejemplo, la startup Hangry, acelerada por la incubadora de Juan Roig, Lanzadera, ha llegado a Valencia para que los usuarios de Uber, Cabify y taxi puedan comprar snackschocolatinas, productos de parafarmacia, electrónicos y de cuidado personal durante cada trayecto.

Más Noticias

Dejar respuesta