El 32% de los consumidores aumenta su gasto digital durante el confinamiento

Comparte este artículo:

La compañía de publicidad y relaciones públicas, Publicis Media, ha realizado un estudio sobre el comportamiento de los consumidores, con el que pretende ayudar a las marcas a transmitir el mensaje correcto, favorecer la comunicación y promover el pensamiento estratégico más adecuado.

Para ello, hay que tener en cuenta que las emociones, las necesidades, las prioridades y las condiciones externas influyen en la forma en la que se desarrollan las nuevas actitudes de los clientes. Por ejemplo, la crisis sanitaria ha contribuido a que el consumidor desarrolle una cierta prioridad hacia el comercio local, una oportunidad que las marcas están aprovechando para conectar con los consumidores.

De hecho, el 73% de los consumidores españoles están muy convencidos de que hay que defender los productos locales, mientras que un 42% considera que ahora está más atento al origen de los productos.

Asimismo, el 32% de los hogares ha incrementado su gasto digital durante el confinamiento. Gracias a esta etapa, los consumidores esperan aumentar un 33% sus compras online cuando la pandemia haya terminado. Por lo tanto, se estima que el comercio electrónico aumente la cifra de marcas que cubran las necesidades de los clientes habituales, dentro de las franjas de edad.

Gracias al rápido crecimiento de la emoción de la esperanza en un 159% relacionado con los cambios de fase en nuestro país, la conversación ha girado en torno a lo local, produciendo un cambio de actitud ante la crisis económica. De modo que, ahora los clientes españoles afrontan la crisis con responsabilidad.

El panorama de las marcas ha ido cambiando drásticamente, mientras al principio se presentaba la ocasión de conectar desde la realidad local con la emoción del momento asociado a la vivencia de las fases en cada territorio, el rumbo ha cambiado de dirección hacia un marketing más transversal.

No cabe duda de que, las marcas y su comunicación son un reflejo directo de la situación en España, ya que las campañas institucionales que buscaban el bienestar común, ahora se están dirigiendo hacia una comunicación comercial.

Una de las mayores preocupaciones es volver a activar la cotidianidad a nivel social, lo que implica impulsar el consumo a medida que se avanza en cada fase. Un ejemplo de ello es que el recuerdo publicitario ha aumentado un 37% en el sector de viajes y transporte, así como un 20% en los mercados de la bebida y restauración.

Otro aspecto a tener en cuenta por parte de las marcas es que los consumidores están cambiando las prioridades en las decisiones comerciales, ya que un 59% de los encuestados ha afirmado que prestaba más atención a los precios y el valor de los productos a finales de marzo. Es más, esta cifra ha llegado a aumentar un 68% para el mes de abril.

Más Noticias

Dejar respuesta