Mulán aumenta un 68% las descargas de Disney+

Comparte este artículo:

El pasado 4 de septiembre, Disney+ estrenó a nivel mundial “Mulán”, la adaptación de imagen real de su película animada de 1998. Se trataba de la primera vez en la historia que una gran producción pensada para arrasar en las salas de cine debutaba primero en una plataforma de streaming, y la razón no podía ser más triste: la pandemia de la COVID-19. “Mulán” solo ha llegado a los cines de países donde Disney+ no está disponible, el resto se han tenido que conformar con el estreno en Internet. Ahora, los primeros datos parecen indicar que el movimiento ha servido para atraer más usuarios a la plataforma digital.

“Mulán” se ofrece en Disney+ en modalidad de pago por ver: los usuarios que pagan la suscripción a la plataforma (6,99€ al mes o 69,99€ al año), pueden disfrutar de la película sin límite de visualizaciones por 21,99€, en lo que la compañía ha llamado un “Acceso Premium”. Un precio no exento de polémica que muchos han considerado abusivo, pero todos los usuarios que compartan cuenta pueden ver la película, y Disney ha dejado claro que la cinta estará disponible para todos los suscriptores de Disney+ sin coste adicional a partir del 4 de diciembre: tú eliges, pagar ahora por verla antes o esperar tres meses.

Aunque aún es una incógnita cuánto dinero está recaudando Disney+ con la película (a falta de cifras, la posición del filme en los ránkings de visualizaciones ha hecho especular a algunos analistas que el número de compras no ha cumplido las expectativas), lo que parece seguro es que ha supuesto un incentivo para que nuevos usuarios se descarguen la plataforma. La compañía Sensor Tower, especializa en medir el impacto de aplicaciones descargables, ha informado a Yahoo de que las descargas de la aplicación Disney+ han aumentado un 68% durante el fin de semana de estreno de la película con respecto al fin de semana anterior, alcanzando la cifra de 890.000 nuevas instalaciones, mientras que la recaudación por compras en la plataforma ha crecido un 193% comparando los mismos periodos de tiempo. No es la primera vez que un producto concreto aumenta así las descargas de Disney+: la propia Sensor Tower recuerda que el pasado 3 de julio, el estreno del musical “Hamilton”, la última sensación de Brodway, aumentó las descargas del fin de semana en un 79%. Pero en este caso se trataba de un contenido incluido en la suscripción a la plataforma sin pago adicional.

La COVID-19 amenaza a las salas de cine

Architectes : Manuelle GAUTRAND _ Cinema ALESIA _ Paris – Photographie : Guillaume GUERIN © 2016

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado el mundo. Principalmente es una enorme crisis sanitaria, pero su impacto en la economía y en muchos modelos de negocio ha sido absolutamente crítico. En este sentido ha habido grandes perdedores y grandes ganadores. Entre los primeros, las salas de cine; entre los segundos, las plataformas de series y películas en streaming. Durante los confinamientos más estrictos, las salas estuvieron cerradas y, en su reapertura, no han recuperado más que una pequeña parte de su público. A falta de estudios que revelen el calado de este impacto, dos motivos son evidentes: el descenso de todas las actividades sociales por miedo al contagio de la COVID-19 y el retraso del estreno de casi todas las grandes producciones previstas para 2020. La pescadilla que se muerde la cola.

Películas que esperaban recaudar 1000 millones de dólares en salas aún no tienen fecha para estrenarse en cines

Si este año hubiera sido normal, habrían llegado ya a los cines “Viuda Negra”, “Wonder Woman 1984”, “007 No Time To Die” o “Fast & Furious”, entre otras películas pensadas para acercarse o superar los 1000 millones de dólares de recaudación mundial en salas. Todas ellas han cambiado su estreno hasta “finales de año”, sin fecha fija, lo que ha empujado a otras grandes producciones previstas para la temporada otoño-invierno al año 2020… y siempre de manera provisional, porque nadie está seguro de que las películas mencionadas vayan a llegar a las salas antes del año que viene. Naturalmente, lo mismo ha pasado con filmes de menor presupuesto, estrenándose estos meses de verano sobre todo películas independientes y cine de género, que confían en que el público más fiel siga acudiendo a las salas.

Ante este panorama, todo el mundo se hace una pregunta: “¿Será el momento de que estos grandes títulos previstos para la pantalla grande se estrenen primero en las plataformas digitales?”. Y la industria nos ha dado dos respuestas diferentes.

Un Nolan para salvarnos a todos

Christopher Nolan ama el cine en salas. No poco revuelo causaron en su momento sus palabras, cuando aseguró que las películas que no se estrenan en una sala de cine no son cine. Y no se puede negar que ha sido fiel a sus principios. Cuando todos los grandes estreno se han retrasado indefinidamente, Nolan ha insistido en que su última obra de ciencia-ficción, “Tenet”, tenía que llegar a las salas. Ha tardado algo más de lo esperado pero, tras varios retrasos en su fecha de estreno, “Tenet”, de Warner Bros., llegó a la carteleras españolas el 26 de agosto y a las estadounidenses (país donde las salas siguen cerradas en muchos Estados) el 3 de septiembre. En estos pocos días, el resultado está siendo un éxito. Relativo, por supuesto.

Las primeras cifras hablan de que la película ha recaudado unos 150 millones de dólares en sus primeros días, incluyendo las cifras de su primer fin de semana en Estados Unidos. En condiciones normales, este número podría haberse cuadruplicado, pero no está nada mal en el panorama actual y con tantas zonas en las que las salas se mantienen cerradas. De hecho, los ejecutivos aseguran que a la película de Nolan le esperan muchas semanas de buenas recaudaciones en taquilla, algo inusual en los “blockbusters”, que consumen la mayor parte de su recaudación en los dos primeros fines de semana. Probablemente tendrán razón, ya que el regreso del público a las salas en la actual situación será paulatino e intermitente. Pero, claro, lo que no comentan es que la película va a beneficiarse de la ausencia de competidores: si quieres ver un estreno espectacular en el cine, la única opción es “Tenet”.

“Mulan” Vs. “Tenet”: ¿cómo será el futuro del cine?

El reverso de “Tenet” se llama “Mulán”. El año pasado, Disney consiguió algo único en la historia: 4 de las 5 películas más taquilleras a nivel mundial fueron producidas por el gigante de los contenidos a través de sus diferentes sellos (Marvel, Star Wars, y la propia marca Disney). La cifra aumenta a 7 si se revisan los 10 primeros puestos, y solo estas 7 películas superaron los 10.000 millones de dólares de recaudación. Aunque las previsiones de Disney para 2020 no eran tan apabullantes, la compañía ha tenido que asumir que este año ese negocio se ha volatilizado.

Disney dominó los cines mundiales en 2019, recaudando 10.000 millones de dólares. Su negocio en salas ha desaparecido en 2020

Y, por todo esto, Disney se ha atrevido a dar el paso de ser la primera productora que apuesta por estrenar una gran producción para salas en su plataforma digital. Con las cifras que hemos visto antes, no parece fácil que la recaudación de “Mulán” en Disney+ pueda acercarse a la que habría hecho en las salas de cine, pero el beneficio puede ser indirecto: ha llevado a muchos nuevos usuarios a Disney+, para gozo de todos los que opinan que el modelo cinematográfico digital predominará en breve.

Ni que decir tiene que todos los grandes estudios están mirando cómo funcionan los movimientos de Disney y Warner. Aunque no todos tienen la suerte de poseer sus propias plataformas digitales  (Disney+ y HBO, respectivamente) para distribuir su contenido de la manera que mejor les convenga, siempre podrán llegar a acuerdos para estar presentes en estos servicios. Ahora hay que esperar para ver quién es el siguiente que opta por uno u otro modelo. Aunque, seguramente, la respuesta final no la tendremos hasta el final de la pandemia, algo que, por desgracia, no parece que vaya a producirse en los próximos meses.

Más Noticias

Dejar respuesta