Espectadores aceptan la publicidad en servicios de streaming si ofrecen precios más bajos

Espectadores aceptan la publicidad en servicios de streaming si ofrecen precios más bajos
Comparte este artículo:

Nadie imaginaría que servicios de streaming como Netflix dejaría paso a la publicidad, ya que se supone que una de las ventajas de esta clase de plataformas es la ausencia de anuncios. Sin embargo, la opinión de los espectadores ha cambiando en este sentido, ya no les “duele” tanto como antes la publicidad en los servicios de vídeo en streaming.

En concreto, el 53% de los consumidores aceptarían la publicidad en los servicios de streaming si éstas ofrecieran precios más bajos, según indica un reciente estudio realizado por The Trade Desk en Estados Unidos.

El estudio de la compañía desvela otros detalles, por ejemplo al espectador no le molesta tanto la publicidad en sí, pero no soporta cuando los anuncios son constantemente repetitivos. En este sentido, el 46% de los consumidores señala que lo más frustrante de la publicidad en los servicios de vídeo en streaming es contemplar el mismo anuncio una y otra vez.

Cada vez es más fácil observar que los clientes exigen relevancia, creatividad, un cierto toque de diferencia entre los anunciantes. De hecho, el 68% de los expectadores vería anuncios relevantes si ello implicara ser confrontado con menor volumen de publicidad, específicamente un anuncio cada dos episodios.

No en vano, el 36% de los consumidores reclama menos pausas publicitarias. El 59% de los consumidores no tiene intención alguna de pagar más de 20 dólares (17 euros) al mes por servicios de vídeo en streaming, mientras que el 75% se niega en rotundo a abonar mensualmente más de 30 dólares (26 euros) por este tipo de servicios.

Respecto a la influencia que tienen las plataformas de streaming entre los estadounidenses, cabe destacar que el 53% de los hogares están suscritos a Netflix, el 43% a Amazon Prime y el 29% a Hulu. En la creciente popularidad de la publicidad en los servicios de vídeo en streaming estaría influyendo la irrupción de nuevos players como Disney+ y Apple TV+.

Por su parte, el consumidor continúa teniendo apetito de vídeo en streaming, pero su bolsillo está ya a punto de saciarse, por lo que los anuncios podrían revelarse como una fórmula eficaz para mitigar su resistencia a pagar más por este tipo de servicios.

La novedad del sector digital está en invertir en publicidad. De hecho, la plataforma multimedia Spotify ha introducido podcasts para llamar la atención de los anunciantes. Los podcasts siguen siendo un nuevo territorio que explorar, el cual aporta una gran variedad de oportunidades, tanto para creadores como para anunciantes interesados en invertir esfuerzo, tiempo y dinero.

Comparte este artículo:

Dejar respuesta