El COVID-19 acelera la Revolución Digital

Comparte este artículo:

El COVID-19 ha conmovido al planeta y todo el mundo se pregunta cuándo y cómo vamos a superar esta crisis. Nadie estaba preparado para una pandemia de estas características, cuya principal consecuencia, además de la pérdida de vidas y el miedo instalado en nuestra sociedad, son cambios sin vuelta atrás. 

Ya se habla del llamado distanciamiento social y de que la sociedad interactuará a través de las tecnologías digitales, aumentando el comercio online y las operaciones en la red. Es una realidad que el teletrabajo puede llegar a convertirse en un nuevo modelo global. Por todas estas razones, la consultora de marketing y comunicación digital, Top Position, ha elaborado un informe detallando los cambios que la crisis del COVID-19 provocará el mundo tecnológico. 

Revolución digital  

Ante todo, el brote de coronavirus es una tragedia humana que afecta a cientos de miles de personas.  Sin embargo, está teniendo un impacto creciente en la economía global que puede afectar de forma positiva a la revolución digital, la crisis climática y  la minoría de datos (big data). 

Esta crisis sanitaria, está multiplicando exponencialmente nuestra dependencia de los dispositivos y de las grandes empresas tecnológicas. La biología está precipitando la digitalización del mundo. Un virus que afecta a los seres humanos y que se transmite cara a cara por la superficie de los objetos está multiplicando exponencialmente nuestra dependencia de los dispositivos.  

La situación actual ha modificado nuestra relación con el mundo físico y con el virtual. Se trata de una revolución tecnológica que atañe a los campos de la biotecnología, la informática, la robótica, la estadística, la ingeniería de sistemas o de datos y que está precipitando la digitalización a un ritmo acelerado. 

Nos encontramos ante dos impulsores de esta acelerada dimensión digital. Por un lado, la economía porque la cuarentena ha amenazado la subsistencia de innumerables empresas de entretenimiento, turismo, moda o cultura, al mismo tiempo que ha impulsado las plataformas tecnológicas. 

Según un análisis de YouGov, firma de investigación de mercados, el impacto social de la pandemia está afectando los hábitos de vida de la ciudadanía y el 86% de las personas a nivel global ya han cambiado sus costumbres a raíz del coronavirus. 

El confinamiento ha abierto una gran oportunidad a los canales digitales, donde las interacciones sociales son más importantes que nunca. Además, los cambios incluyen: 

  • La prensa digital ha registrado un incremento del 30% en el número de usuarios que han accedido a sus contenidos. 
  • El consumo de televisión se ha incrementado un 16%. El fin de semana del 14 y 15 de marzo la televisión vivió máximos históricos en España. Los informativos en su conjunto han incrementado claramente su audiencia. 
  • Los GRP generados en las campañas publicitarias por ese mayor consumo han supuesto un 4% más a nivel nacional y un 27% en Madrid. Haciendo foco en el  target  “niños de 4 a 12 años”, los que más han aumentado su consumo televisivo, el volumen de GRP crece un 143% (pasando de 1.621 a 3.932 del 4 al 11 de marzo). Este hecho hará que varíen las audiencias de las campañas.  

Asimismo, durante la crisis del COVID-19 el confinamiento y el teletrabajo han disparado el uso de Internet. En España, el tráfico en Internet ha crecido un 80 por ciento según un comunicado de Telefónica:  

  • Movistar ha detectado un incremento del tráfico cursado en su red IP de 1.000 Gigabit por segundo (1 Terabit) más que en los días previos, lo que supone un crecimiento del 10%. El incremento se apreció, según la operadora, en cuanto se cancelaron las clases en todos los centros. 
  • Este incremento está motivado, principalmente, por un fuerte aumento en el tráfico degaming; sobre todo, Playstation, Blizzard y Xbox, por ese orden.
  • Se ha duplicado el tráfico de WhatsApp en los últimos días, al igual que el tráfico de Skype y de Webex, según informa Telefónica. 

Por otro lado, la sociología también está impulsando la digitalización. Durante la cuarentena, los más pequeños de la casa se están acostumbrando a recibir información y conocimiento a través de los dispositivos, los abuelos se están descargando SkypeGoogle Chat o FaceTime para hacer videollamadas con sus familiares  y se está monitorizando a través del móvil la temperatura o geolocalización de los afectados por el virus. 

El comercio electrónico se dispara 

El COVID-19 también ha generado nuevas oportunidades. En España, según los datos de una investigación realizada por Guillem Sanz (experto en negocios digitales), las compras online han aumentado un 55% durante la cuarentenaLa venta de productos de alimentación creció apenas un 14%, debido a la cercanía de los supermercados. La sorpresa absoluta se la llevaron  los productos de deporte, que crecieron nada menos que un 191%. También crecieron los muebles (135%) y la jardinería (130%). En el otro lado de la balanza están la moda y el calzado, que descendieron un 69%. 

Los productos online que más crecieron:

crecimiento por sectores

La crisis del coronavirus ha generado un cambio en las compras online y las empresas pueden aprovechar esta situación para invertir en digitalización y estrategias de marketing digital de forma rápida y eficaz. El comercio electrónico puede ayudar a las empresas, de forma ágil, a mantener los productos en stock y, tan pronto como se restablezca la normalidad, pasar a ser un canal adicional para adquirir nuevos clientes y retener a los actuales.  

A pesar del crecimiento en ventas online, los ecommerce tienen que afrontar diversas limitaciones provocadas por la situación actual; principalmente la dilatación en los tiempos de entrega debido a la saturación de los centros logísticos y las redes de transporte. 

Por eso, se deben adoptar medidas que faciliten a los usuarios realizar las compras. Algunas medidas que las tiendas online han implementado incluyen: 

  • Mayor inversión en marketing online  para atraer usuarios. 
  • Rebajas y descuentos especiales  para promover las compras. 
  • Gastos de envío gratis  para compensar los plazos de entrega más largos, que afectan a la mayoría de los pedidos online. 

Aumenta el consumo de las redes sociales

Además, es una realidad que ha aumentado el uso de las redes sociales. Por ejemplo, la conversación acerca del #Coronavirus solo en Twitter en España, ha llegado a los 13 millones de publicaciones con 2 millones de usuarios únicos. 

Esto refleja las grandes posibilidades que existen para que las empresas estén presente en la percepción del usuario. Las empresas tienen que ser capaces de aprovechar esta situación y acercarse a ese usuario que está más conectado que nunca, recibiendo outputs constantemente.  Las empresas que sigan invirtiendo en su estado de opinión, se acercarán a más gente, con mayor protagonismo, con tono positivo y con menos recursos. Y lo más importante, mejorará la percepción del consumidor para cuando acabe la crisis y empiece el consumo fuera de los hogares. 

Un ejemplo se puede observar en Movistar, que realizó acciones para que tanto los usuarios no clientes como clientes, pudieran consumir Movistar Plus de forma gratuita durante un tiempo. Esto ayudó a que el  repunte en la conversación digital  y las búsquedas en Google se disparara. Las primeras subidas coincidieron con las acciones. 

No obstante, el ejemplo de Movistar parece algo sencillo al ser uno de los sectores altamente beneficiados con este cambio de hábitos de consumo y un mayor consumo en casa. Pero es verdad, que sin necesidad de ofrecer ofertas, lo hizo y esto ha aumentado la percepción positiva de los usuarios. 

Más Noticias

Dejar respuesta