Cómo son los consumidores de la Generación Z (Parte III)

Generación Z

Un último artículo en el que hablaremos acerca de los los consumidores de la Generación Z. Los invitamos a leer los artículos anteriores en los que hemos tocado el tema.

Las marcas tienen que incrementar el éxito de su comunicación apoyándose en las personas reales, en lugar de emplear modelos en los anuncios, como se venía haciendo en la publicidad tradicional. Los miembros de esta nueva generación buscan autenticidad, gente que refleje sus propias vidas.

Un punto clave es que los GenZers lleguen a compartir su experiencia en las redes sociales.

Algo muy importante para las marcas es conocer que esta generación busca su independencia. No se encuentran interesados en los conocidos como programas de fidelización. No son personas que se mantienen fieles a las marcas, prefieren sentirse libres e interactuar con los anunciantes.

Los anunciantes podrán aprovechar las ventajas de la publicidad programática mediante distintas campañas creativas para así conseguir los mejores resultados.

Al estar continuamente hipervinculados las marcar requerirán saber cómo será cada uno de ellos y establecer, a partir de ese conocimiento, una comunicación que sea duradera y personalizada.

Los miembros de la Generación Z dan mayor valor a las experiencias que tuvieron con determinado producto. Quieren disfrutar de los objetos pero no se desesperan por poseerlos. No son considerados como cazadores de ofertas como lo eran las generaciones anteriores. Por ejemplo, los millennials buscaban en Internet el mejor precio de los productos, el GenZers no se enfocan en ello.

Si bien son nativos digitales no hacen siempre las compras a través de Internet sino que prefieren concretarlas en un establecimiento físico. El 81% de los GenZars compran en las tiendas, el 60% de ellos prefieren los centros comerciales para concretarlas. Los centros comerciales son tres veces más populares para esta generación que otro tipo de establecimientos. Por esa razón las acciones de marketing deberían estar orientadas a lograr conversiones en las tiendas.

Las distintas marcas cuentan con la oportunidad de aprovechar los datos que obtienen mediante Internet para mejorar la experiencia del cliente en las tiendas físicas. Para ellos pueden llegar a usar Inteligencia Artificial y Realidad Aumentada, así se podrán comunicar y comprender a los usuarios de esta generación Los e-commerce podrían asociarse con distintos comercios tradicionales para llegar a los consumidores que escojan las compras offline.

Foto | Pixabay