Claves para afrontar la pérdida de motivación en el teletrabajo

Claves para afrontar la pérdida de motivación en el teletrabajo
Comparte este artículo:

La crisis sanitaria mundial provocada por la Covid-19 ha transformado por completo el entorno laboral. Se podría decir que este año se destaca por la integración masiva del teletrabajo. Aunque este modelo de trabajo ha conseguido sacar adelante a la mayoría de compañías, fomentando la digitalización, sigue siendo un reto para los empleados.

Y es que, la combinación del trabajo con la vida doméstica, la falta de concentración y de motivación son factores que afectan directamente al teletrabajo. Teniendo en cuenta esto, la consultora Adecco ha presentado consejos para afrontar el teletrabajo con más voluntad.

Una de las ideas más relevantes es que “se debe evitar la sensación de aislamiento, mantener el sentido de pertenencia y cercanía, así como valorar y hacer un reconocimiento a los empleados”, según indica el director de RRHH del Grupo Adecco para el Sur de Europa, Carlos Viladrich.

La comunicación es más importante que nunca

La primera acción imprescindible para afrontar la desmotivación es establecer rutinas claras de comunicación, las cuales traten tanto de las tareas de los equipos como de las individuales. “Se debe encontrar un buen balance, evitando el aislamiento o el exceso de control, una actitud que denota falta de confianza, y siempre es importante establecer una relación basada en la confianza“, según indica Viladrich.

Reconocer el valor de los trabajadores

Por su parte, los elogios de valoración hacia cada empleado son fundamentales para mantener su motivación. Gracias a una valoración positiva del trabajo se consigue crear un sentimiento de pertenencia hacia los equipos de trabajo y hacia la propia empresa como entidad, lo que favorece la relación entre ambas partes.

Mezclar trabajo a distancia con presencial

A pesar de que las compañías quieren volver a las oficinas, los riesgos sanitarios siguen estando presentes. Por consiguiente, una solución que se está implementando en muchas empresas es la combinación de las dos rutinas de trabajo. En este sentido, un estudio titulado “Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo” menciona que un 74% de los trabajadores a nivel global considera que avanza en su puesto si puede combinar el trabajo a distancia con el trabajo en la oficina.

No hay duda que el trabajo virtual trae consigo frustraciones y limitaciones, aun así se pueden superar estos obstáculos concertando conferencias y encuentros online para mantener un flujo comunicativo y grupal.

“Debemos intentar compensar, en la medida de lo posible, sus ‘demandas’ de proximidad aumentando la frecuencia de contactos. El trabajo 100% virtual sólo es posible en determinadas tareas y siempre de forma limitada en el tiempo. Por ello, mantener rituales presenciales siempre será recomendable si las circunstancias lo permiten”, según indica Viladrich.

Más Noticias

Dejar respuesta