Naturgy ficha a tres nuevos directivos para su comité de dirección

Comparte este artículo:

El presidente de NaturgyFrancisco Reynés Massanet, ha anunciado una fuerte remodelación en la cúpula de la empresa durante la junta de accionistas que se ha celebrado este martes de forma telemática por la pandemia del COVID-19.

La compañía española que opera en los sectores eléctrico y gasístico ha incorporado a tres altos ejecutivos con larga experiencia en los negocios de la energía en la parte alta de su organigrama de dirección. De esta manera, se produce una reorganización del equipo directivo con la creación de tres nuevas unidades de negocio que serán ocupadas por los tres nuevos fichajes de la compañía: la Unidad de Gestión de la Energía y Redes, la Unidad de Renovables, Innovación y Nuevos Negocios y la Unidad de Comercialización Minorista.

Estos nuevos directivos que se unen al comité de dirección de la empresa española, son Jorge Barredo, expresidente de X-Elio, la firma de renovables de los fondos Brookfield y KKR. El segundo nombre que se une a las nuevas incorporaciones es el de Pedro Larrea ex de EndesaFerroglobe Ferroatlántica (Grupo Villar Mir) y de la ‘big four’ PwC.

Por último, el tercer nombre que el presidente Reynés ha anunciado hoy en la junta de accionistas es Carlos Vecino, exdirector de Marketing de Vodafone y fundador del operador de telecomunicaciones República Móvil. Así pues, Vecino será el encargado de dirigir el negocio minorista de la energética.

El propio presidente de Naturgy ha manifestado que estos cambios “refuerzan nuestro equipo; es un concepto que suma”, en alusión a que el actual equipo directivo seguirá. Además, sobre los nuevos fichajes ha afirmado que son “profesionales de reconocido prestigio, alguno con experiencia empresarial” y que llegan con los siguientes objetivos: “añadir experiencia y dotar de aire fresco a nuestros debates y puntos de vista a diferentes que nos aportarán valor”. En palabras de Reynés, estos cambios forman parte de la segunda fase del plan estratégico que la compañía anunció en junio de 2018. Tras 22 meses, considera una necesidad imperiosa “acelerar nuestra transformación”.

Tras la junta de accionistas telemática, Reynés explicó que la crisis del coronavirus ha provocado la revisión del plan estratégico en marcha para hacer frente a las otras tres grandes del sector energético del país (Repsol, Cepsa y la última, Total, tras la compra de buena parte de los activos de EDP en España). Así pues, ha incidido en que estos cambios sirven para “adecuar velocidades y prioridades de inversión”, aunque no afectará a la política del dividendo. En relación la situación de los trabajadores de la compañía ha avanzado que descarta la presentación de expedientes de regulación de temporal de empleo (ERTE) entre la plantilla, aunque seguirán produciéndose acuerdos individuales con algunos trabajadores para salir de la empresa.

También avanzó que 125.000 clientes de la compañía han solicitado el aplazamiento del pago de facturas, algo de lo que se felicitó porque “es nuestro granito de arena para ayudar a la economía familiar”, que estaba dentro del plan de Naturgy ante las necesidades de abastecimiento eléctrico a raíz de la pandemia, para garantizar en todo momento el suministro energético a los ciudadanos, a los hospitales, centros sanitarios, de emergencias, supermercados y establecimientos de necesidades básicas que en estos momentos están trabajando a un ritmo exhaustivo frente al COVID-19.

Más Noticias

Dejar respuesta