El CMO de Coca-Cola, Manolo Arroyo, asumirá un nuevo rol en la reorganización de la empresa

Comparte este artículo:

El CMO global de The Coca-Cola Company, el español Manuel ‘Manolo’ Arroyo, está listo para obtener un nuevo conjunto de responsabilidades como parte de una reforma organizativa que está llevando la compañía.

Así pues, a medida que la empresa busca reducir sus pérdidas en curso por la pandemia, pues los resultados del segundo trimestre mostraron los ingresos de la compañía se desplomaron un 28% interanual, la mayor caída en 25 años, Coca-Cola está remodelando su negocio en cinco categorías y los líderes de estas unidades informarán directamente a Arroyo, después de que la multinacional estadounidense de bebidas recuperase la figura del CMO Global el año pasado, según Campaign Asia-Pacific.

Según un comunicado de la compañía, Coca-Cola reorganizará su negocio en cinco categorías: Coca-Cola, Sabores Espumosos, Hidratación, Deportes, Café y Té, Nutrición, Zumos, Leche y Plantas y Categorías Emergentes.

Coca-Cola tiene 400 marcas y la mitad de ellas están inactivas, lo que representa apenas el 2% de sus ingresos totales

“Los cambios en nuestro modelo operativo cambiarán nuestro marketing para impulsar un mayor crecimiento y acercar la ejecución a los clientes y consumidores, al mismo tiempo que se prioriza una cartera de marcas sólidas y un marco de innovación disciplinado”, declara el presidente y director ejecutivo, James Quincey.

“Implementar estos cambios, muestra que seguimos evolucionando dentro de nuestra organización, lo que incluirá cambios significativos en la estructura de nuestra fuerza laboral”, añade.

La reestructuración del gigante de los refrescos incluye “un cambio radical en la eficacia y la eficiencia de la inversión en marketing”, según la compañía, que históricamente se ha presentado como uno de los grandes anunciantes a nivel mundial.

Una de las primeras consecuencias de este plan que ha adoptado Coca-Cola, ha sido la pausa en la compra de espacios publicitarios en todas las plataformas durante el mes de julio, una decisión que llegó en plena escalada del boicot a Facebook. La empresa no se unió oficialmente a él, pero indicó en un comunicado que adoptó esta medida para tener un tiempo para “reflexionar y determinar si hacen falta revisiones” y apeló a una “mayor responsabilidad y transparencia por parte de nuestros socios de redes sociales”.

Además, como parte de este cambio organizativo, Coca-Cola también está racionalizando sus operaciones en nueve unidades de las 17 anteriores, repartidas en cuatro geografías. De esta forma, los líderes operativos de la compañía dependerán del presidente y director de operaciones, Brian Smith.

Bajo esta reorganización, Coca-Cola también ha anunciado la creación de Platform Services, una unidad de negocios que trabajará al servicio de las unidades operativas, categorías y funciones para crear eficiencias y brindar capacidades a escala en todo el mundo. Esto incluirá gestión de datos, análisis del consumidor y comercio digital. Los servicios de la plataforma estarán a cargo del vicepresidente senior y director de información y servicios integrados, Barry Simpson.

Por lo que la delicada situación de la compañía, afectará enormemente al presupuesto en marketing, y la revisión de las estrategias comerciales que emprenderá Coca-Cola y que estarán dirigidas por su CMO, Manuel Arroyo.

Más Noticias

Dejar respuesta