Snickers retira su anuncio tachado de homófobo y pide disculpas

Snickers retira su spot tachadao de homofobo con Guijaba
Comparte este artículo:

Las redes sociales sufrieron ayer una auténtica convulsión cuando Snickers, la compañía de snacks filial de Mars, publicó su nuevo anuncio protagonizado por el influencer Aless Gibaja. El spot, que muestra como Guijaba se convierte en un señor con los rasgos del perfecto macho heteronormativo tras comerse un helado de Snicker, ha levantado criticas por parte de usuarios de redes sociales, colectivos LGBI, políticos e importantes cargos institucionales… Hoy Mars ha retirado el anuncio y pedido perdón, pero la rectificación aún no ha asentado la polvareda levantada.

Parece imposible que los creativos del anuncio y la propia marca Snickers no previeran la reacción de que iba a provocar un anuncio con semejante argumento. En un chiringuito de playa, el influencer Aless Gijaba, acompañado de un amigo, pide un zumo al camarero. Este, al verle mostrar toda su pluma, le aconseja: “Anda, toma un helado Snicker”. Tras morder el helado, Gijaba se transforma en un perfecto señor heteronormativo. Su amigo le pregunta: ¿”Mejor”? Y el nuevo cisnormativo contesta “Mejor”. Al mismo tiempo, en la pantalla aparece el copy “No eres tú cuando tienes hambre”.

Reacción instantánea de políticos y colectivos LGTBI

Irene Montero, Iñigo Errejón, organizaciones LGTBI y multitud de usuarios particulares reaccionaron al instante ante el anuncio, recalcando su homofobia (pretendidao no). Por otra parte, la frase “anda, tómate un Snicker” empezó a ser utilizada por algunos usuarios de redes sociales para mofarse de integrantes del colectivo LGTBI. La marca lleva usando mucho tiempo ese eslogan, pero hasta la fecha sin connotaciones negativas relacionadas con la orientación sexual.

Snickers ha rectificado rápido, retirando el anuncio y pidiendo perdón con un comunicado publicado en redes sociales.

En el comunicado, la marca recalca su compromiso con la igualdad y la inclusión, y asegura que no pretendía estigmatizar a ningún colectivo con el anuncio. Según ellos, la intención del era mostrar de forma desenfadada que “el hambre puede hacer cambiar tu carácter”.

¿De verdad nadie predijo lo que iba a pasar?

Está por ver si las disculpas de la marca zanjan el asunto, si bien, con lo rápido que se suceden las polémicas en las redes sociales, seguramente a la vuelta de la esquina está el próximo jaleo que haga que nos olvidemos de este.

Pero atrás quedan algunas cosas con las que Stickers va a tener que lidiar. La primera, el genuino sentimiento de ofensa que el anuncio ha provocado en muchas personas. Y después, la pregunta de cómo un anuncio así ha pasado todos los filtros.

Siendo bien pensados, podemos creer a la marca cuando dice que se trata de un error, y que la “transformación” del protagonista tiene que ver más con la excentricidad de Gijaba que con su condición sexual o su pluma. Pero, ¿cuántas personas dieron el OK a la campaña y no se dieron cuenta de que es facilísimo percibir que la pluma de Gijaba es mostrada como una característica a evitar?

Realmente, con esta polémica, Snickers pone a prueba el viejo axioma “cualquier publicidad es buena”. Hasta el momento, Aless Gijaba no ha hecho declaración alguna sobre la controversia generada por el spot.

Más Noticias

Dejar respuesta