De la marca, a la identidad y privacidad del usuario

Internet
Comparte este artículo:

2020 se perfila como el año en el que la identidad de las marcas estará basada en las personas. Los especialistas en marketing están cada vez más comprometidos con el intento de comprender lo que esto significa para ellos, y en cómo deberán incorporar una noción de identidad en su estrategia comercial.

A lo largo de este último año, hemos podido notar un mayor compromiso de las marcas que han hablado cada vez más sobre la identidad del usuario, y han ejecutado campañas de marketing basadas en las personas.

Con el papel evolutivo de las cookies de terceros, que aumenta la necesidad de identificadores basados ​​en dispositivos, a los editores les resultará cada vez más difícil monetizar eficazmente su inventario de anuncios. En este aspecto, veremos como van surgiendo una serie de soluciones en desarrollo, que permitirán a los editores y propietarios de medios poder aprovechar sus datos propios y ofrecer capacidades de orientación de marcas, incluso sin el inventario de las cookies.

Este año, la colaboración de datos será clave para que los editores recuperen parte del gasto que actualmente fluye hacia las plataformas de Google y Facebook. Un ecosistema abierto y de colaboración es vital para recuperar el gasto que invierten las grandes empresas, como Netflix o Amazon Prime, que han revelado que comenzarán a ofrecer paquetes premium a clientes leales para ofrecer una mejor calidad de servicio, monetizándolo a través de modelos comerciales más sostenibles.

También veremos un aumento en los consorcios de editores y las cooperativas de identidad, que ofrecen el tipo de escala tanto en inventario como en datos, que las marcas necesitan para justificar los presupuestos a su manera.

Con estrictas regulaciones de privacidad de datos y el Reglamento General de Protección de Datos, ejerciendo una presión inmensa sobre los modelos comerciales, es importante considerar el consentimiento de los usuarios como una parte vital del modelo comercial del futuro. Los consumidores tienen derecho a tener el control de sus datos y deben saber cómo estos son utilizados por terceros. A pesar de las presiones crecientes, este hecho conformará un catalizador que hará avanzar la industria, a medida que las estrategias se inclinen hacia un compromiso consentido entre los consumidores y los vendedores.

El marketing basado en las personas necesita una solución transparente y de privacidad, que se base en la autenticación de usuarios, algo que todavía no se ha reflejado en su totalidad en las empresas.

En 2020 habrá un impulso continuo hacia las relaciones directas y confiables con el público, mientras se esfuerza por cumplir con la creciente regulación de privacidad.

Finalmente, para todas las empresas, otorgar a las personas de transparencia, aviso y elección en lo que respecta a sus datos, será un elemento crucial para aprovechar al máximo lo que seguramente se convertirá en su activo más vital en 2020. Ofrecer a las personas esta opción, permitirá a las empresas cultivar una relación y un diálogo más significativo, y basado en la confianza.

Más Noticias

Dejar respuesta