La Generación Z no compra artículos de lujo por los influencers

Generación Z no cae embelesada ante influencers en compra de artículos de lujo

La generación Z no cae embelesada ante los anuncios de los influencers sobre las compras de artículos de lujo, según ha descubierto un estudio realizado por la consultora FleishmanHillard en Alemania. Debido a que los consumidores recurren a las mejores recomendaciones como regla general, sería fácil concluir que los millenials hacen lo mismo. Sin embargo, la situación cambia cuando se trata de una inversión importante.

De hecho, una de las preguntas de la consultora consistía en opinar sobre qué o quién influye en la compra de productos de lujo, a lo cual el 22% de los jóvenes de entre 14 y 24 años ha concluido que los influencers podrían ser un punto determinante en la compra de un artículo.

Otro de los resultados de la encuesta de FleishmanHillard concluye que a la hora de valorar la compra de productos de lujo, los consumidores se decantan por la influencia que han recibido de las propias marcas. De modo que, el 33% de los jóvenes adscritos a la Generación Z se deja guiar por ellas a la hora de adquirir productos de lujo.

Aunque los influencers y las marcas hacen su trabajo, el estudio ha desvelado que los amigos juegan un papel importante en las decisiones de compra sobre artículos de lujo, ya que el 33% de la generación Z opta por las recomendaciones de las más personas cercanas.

En cuanto a impacto de influencia, le siguen los influencers con un 22% de aceptación, los “reviews” de otros consumidores con un 20% y la publicidad online con un 18%.

Como es de esperar en una generación que deja a un lado los medios analógicos, sólo el 17% de la generación Z se deja llevar por la publicidad televisiva, un 17% por los famosos y un 11% por los medios impresos a la hora de invertir en productos de lujo.

Por su parte, los influencers tienen escaso impacto no sólo en las decisiones de compra que toman los centennials en relación con los productos de lujo. El influjo de los influencers es igualmente limitado a la hora de mover a la generación Z a involucrarse en determinados temas sociales. Solo uno de cada cuatro centennials se deja influir por los prescriptores que tienen su hábitat en las redes sociales para alzar la voz sobre problemáticas sociales específicas.

Por otro lado, las marcas han transformado las tiendas tradicionales con nuevas soluciones digitales, debido a que el entorno digital está marcando el futuro del sector retail. Gracias al uso de la tecnología, las compañías han ido mejorando en aspectos, como la eficiencia y la innovación.