Cómo hacer rentable tu marca personal

Vender felicidad ya no es necesario

Para definir qué es la Marca Personal basta con responder a estas cuatro preguntas: quién eres, qué haces, cómo lo haces y para qué lo haces. Puede parecer sencillo a primera vista, pero si intentas desarrollar el ejercicio, verás que encontrar las respuestas no es tan fácil como parece.

En el marketing digital, la creación de una marca personal es un ámbito muy importante. De ella, se desarrolla el “Personal Branding”, que es la filosofía que nació con la intención de considerarse a uno mismo como marca, y como toda marca, desarrollar la capacidad de saber venderse.

Gracias a un buen desarrollo de tu Marca Personal, puedes hacer destacar tu valor por encima de los demás. Esto no significa que seas superior al resto, significa que eres diferente. Este es uno de los factores claves del “Personal Branding”, saber diferenciarte del resto, por lo que debes de aprender a identificar aquello que te hace sobresalir y destacar frente a los demás, tanto en Internet como en el “mundo real”.

Hacer rentable nuestra marca personal

Una vez tenemos integrada esta idea, surge una nueva pregunta, ¿cómo hacemos rentable nuestra marca personal? Sabemos que el primer paso es conocerte a ti mismo, pero ¿cómo podemos lograr beneficio de ello?

Existen varios paso para ello. El primero es identificar la meta a la que deseas llegar. Una vez hemos descubierto en qué somos buenos, habrá que pensar qué queremos conseguir con ello. Esto deriva directamente en la siguiente fase, que es trazar una estrategia. Propón unos objetivos que sean concretos y alcanzables, pero sobre todo que vayan en consonancia con la meta que deseas alcanzar.

Para que este punto sea real y logres cumplirlo, debes marcarte un plazo. Este plazo puede ser anual, trimestral o incluso mensual. Pero recuerda que has de ser consciente con la realidad y que el sentido de todo esto es que los cumplas.

Para el siguiente paso debes definir el público al que te quieres dirigir y decidir cuál es el mejor canal para hacerlo. Se obtendrán mejores resultados si se segmenta el mercado y te diriges a un público específico. Es importante, además, que analices qué comunicas y en qué modo lo haces. No olvides tener presente que vivimos en el mundo del Internet, por lo que hay que tener en cuenta que una buena presencia en redes sociales o Internet es algo clave para potenciar tu marca.

Por último, no debes olvidar que optimizar constantemente lo que estas haciendo es igual de importante que todo el desarrollo anterior. Puedes trabajar bien tu identidad, mercado, estrategia o visibilidad, pero este trabajo no estaría completo si no midieras constantemente lo que estas logrando con tus acciones.

No tengas miedo, no pienses que es imposible y persigue tu sueño sea cual sea. La perseverancia es la mejor arma cuando se trata de conseguir algo.