El 88% de los consumidores prioriza las empresas con comportamientos éticos

El 88% de los consumidores prioriza las empresas con comportamientos éticos
Comparte este artículo:

Los consumidores apuestan cada vez más por un consumo ético tras la pandemia. Esta es la principal conclusión extraída de una nueva investigación de OpenText realizada a partir de datos de 27.000 consumidores de todo el mundo.

Así, el 88% de los consultados asegura que dan prioridad a las compras de empresas que tienen implementadas estrategias de abastecimiento ético. Este dato supone un aumento del 10% respecto al escenario anterior al Covid-19, cuando un 58% de consumidores en Japón, un 71% en Canadá y en Reino Unido y un 72% en Reino Unido afirmaban lo mismo.

Actualmente, las cifras en estos mercados destacados han aumentado considerablemente. Así, los consumidores que priorizan las compras éticas alcanzan el 78% en Japón, el 82% en Estados Unidos y Reino Unido y el 86% en Canadá.

Indios e italianos, los más predispuestos a pagar más por bienes éticos

Las investigación de OpenText destaca que el 83% de los consumidores están dispuestos a gastar más en un producto si están seguros de que se obtiene de forma ética. Son los compradores indios (94%), italianos (90%), brasileños (87%) y singapurenses (87%) quienes ocupan los primeros puestos en este sentido.

“Los consumidores exigen que las organizaciones produzcan bienes de manera ambientalmente sostenible y socialmente responsable”, dijo Lou Blatt, vicepresidente senior y CMO de OpenText. “Y la clave para construir una cadena de suministro ética es la información. Las organizaciones necesitan tener las herramientas y tecnologías implementadas para acceder a los datos no solo de sus proveedores, sino también de los proveedores de sus proveedores, y hacer que esa información sea accesible para socios y clientes».

Millennials y Generación Z impulsan el cambio

El estudio de OpenText también revela que la penalización para las empresas por trabajar con proveedores poco éticos es alta, sobre todo cuanto más joven sean los clientes. De esta manera, el 64% de los jóvenes de 18 a 24 años asegura que no volvería a comprar en compañías acusadas de no comportarse éticamente en este sentido. En el caso de los mayores de 65 años este porcentaje se reduce hasta el 40%.

Asimismo, el 62% de los encuestados de 25 a 34 años asegura que es importante saber dónde se originó el producto que compran, en comparación con solo el 47% en el grupo de 65 años o más.

Respecto a los resultados que arroja la investigación de OpenText, Chris Cunnane, director de investigación y gestión de la cadena de suministro en ARC Advisory Group, destaca que el 69% de consumidores globales considera que los gobiernos deben introducir regulaciones que hagan que las empresas sean más responsables en el plano del abastecimiento.

Por esto, «leyes como el Reglamento de la Unión Europea sobre minerales en zonas de conflicto, que exige que las empresas que importan estos minerales a la UE realicen la debida diligencia dentro de su cadena de suministro, es un ejemplo de progreso. Para ganarse por completo la confianza de los clientes, las organizaciones deben adoptar una postura mucho más proactiva para demostrar sus credenciales éticas», concluye Cunnane.

Imagen destacada de rawpixel en freepik.

Más Noticias

Dejar respuesta