El puesto de CMO pierde su atractivo en el departamento de marketing

El puesto de CMO pierde su atractivo en el departamento de marketing
Comparte este artículo:

El puesto de CMO, cuya posición ha implicado afrontar muchos contratiempos en los últimos tiempos, ha sido capaz de resistir las embestidas de la crisis derivada del COVID-19.

De hecho, más de la mitad de los directores de marketing asegura que su influencia ha mejorado durante los últimos meses, según indica un estudio reciente de la consultora Clear. Tan solo un 5% de los CMOs han visto dañada su influencia a escala corporativa.

Aun así, los directores de marketing no deberían relajarse, sobre todo al sobrellevar la tensión entre los objetivos a largo plazo en los que tanto insisten y el corto plazo que exigen los compañeros de la misma empresa.

Y es que el cortoplacismo exigido por parte de otros departamentos resulta en que los CMOs desplacen a un segundo plano la lucha por el talento, la cual es fundamental para su cargo, por los datos y la tecnología.

Aun así, el 89% de los directivos se centra en controlar e influenciar la definición de los objetivos de negocio de la compañía para la que trabaja. Es más, son muchos los CMOs que deciden colaborar con los CEOs a la hora de establecer los objetivos de negocio, en los que el data-priven marketing ha ocupado el primer lugar.

Una de las ventajas de que los CMOs tengan acceso directo con los CEOs es que resulta más fácil combinar sus estrategias con las de la organización en conjunto, pero a su vez fomenta el síndrome burnout prematuro, es decir, el síndrome de desgaste profesional.

Una forma en la que se presentan estos síntomas se ve en los esfuerzos que hacen los CMOs a la hora de conversar con un C-Suite, ya que deben hacer gala de habilidades comunicativas absolutamente excelsas y utilizar el lenguaje de un C-Suite para hacer valer su influencia.

Por otro lado, los CMOs se muestran en todo caso más confiados que otros directivos en su propio cargo. Apenas el 53% de los directivos del C-Suite ajenos al departamento de marketing, como los Chief Customer Officers y los Chief Experience Officers, cree que su estrategia está perfectamente definida.

Desde el punto de vista del branding, el cargo de CMO presenta muchas carencias. Por ejemplo, menos del 20% de los marketeros senior aspira a subir en la escalera corporativa para asumir en último término el puesto de director de marketing.

Es más, el puesto de CMO se enfrenta a un futuro en el que su relevancia y funciones se extenderán. Consciente de estos cambios, la compañía Prodware ha organizado un ciclo de webinars dedicados a la estrategia y la tecnología de marketing para analizar los retos de la era digital.

Más Noticias

Dejar respuesta