KFC sorprende con su campaña realizada con empleados reales de sus competidores

Comparte este artículo:

La nueva campaña de publicidad de KFC, titulada «Por la puerta de atrás», está destinada a promocionar la nueva y peculiar «hamburguesa» de la cadena de restaurantes, conocida como la Infame. Y si el producto ya es sorprendente, la campaña no va a dejar a nadie indiferente por usar a empleados reales de sus competidores, que utiliza para presentar una promoción destinada a los empleados de otros restaurantes de comida rápida.

La infame es una hamburguesa muy especial: el lugar del pan lo ocupan dos filetes de pollo, y en el centro hay queso, bacon y salsa barbacoa. En el spot que lanza la campaña, son empleados de cadenas como Telepizza, Domino’s, McDonalds o Burger King los invitados a probarla.

El spot alterna planos de empleados de distintos restaurantes de comida rápida, cada uno de ellos en solitario sobre el escenario de un teatro. Todos tienen sus rostros oscurecidos pero llevan los tradicionales uniformes, perfectamente reconocibles, de cada marca.

Desde la platea, una voz les invita a probar La infame, lo que da lugar a divertidas reacciones: uno asegura que puede ser despedido, otra que ha firmado un acuerdo de confidencialidad… Después, la voz les garantiza que su identidad está protegida y que nadie se enterará si prueban la hamburguesa. Por las naturales reacciones de los empleados, parece que acudieron al teatro sin saber muy bien lo que les esperaba: no podían sospechar que, en realidad, iban a ser las estrellas de la campaña publicitaria de una compañía de la competencia.

KFC regala Infames a los otros empleados de restauración

El spot acaba mostrando una mesa presidida por un sonriente Coronel Sanders (personificado por una actor) y los empleados de las diferentes cadenas, con sus rostros pixelados, lanzándose sobre la hamburguesa. Un último atrevimiento, porque la composición recuerda a ‘La Última Cena’ de Da Vinci.

Este anuncio es el comienzo de la promoción «Por la Puerta de Atrás» de KFC, dirigida a los empleados de la competencia: desde el próximo 27 de febrero, todo empleado que acuda con el uniforme de su empresa de comida rápida a la puerta de atrás de determinados restaurantes KFC recibirá una Infame de regalo.

KFC ha habilitado un número de teléfono al que los empleados de la competencia pueden llamar para descubrir cómo conseguir su Infame: el 900 711 117. Tras unas preguntas para verificar que son realmente empleados de otras empresas de comida rápida, serán remitidos a una página web en la que se les facilitará la dirección del restaurante en el que recibirán el producto, de un total de 7 situados en Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Sevilla, Málaga y Murcia.

Más Noticias

Dejar respuesta