Gab, la red social alternativa a Twitter que combate la censura

comunicacion empresarial redes sociales
Comparte este artículo:

Cientos de usuarios se han quejado de la censura de Twitter en los últimos meses. Muchos de esos usuarios se han cansado de tener que aguantar la doble vara de la red social a la hora de aplicar sus normas y se han pasado a otras alternativas. Una de esas opciones es Gab, una red social que combate la censura y que no mide por ideologías.

Creada en 2016, Gab es una red social cuyo objetivo es proteger la libertad de expresión de los usuarios. De ahí a que, en los últimos meses, se haya popularizado su uso en más de un 50%.

¿Cómo funciona Gab?

El manejo de esta app es bastante similar al de Twitter. Únicamente hay que entrar en la página oficial y crear una nueva cuenta. Una vez lo haces, te mandarán e-mail con las instrucciones a seguir para activar la cuenta y poder publicar aquello que quieras.

En Gab podrás escribir hasta 3.000 caracteres, incluyendo enlaces, imágenes, videos o encuestas. Asimismo, algo que destacamos de esta red social es que existen grupos de usuarios con temas variados, algo parecido a las listas que ya encontramos en Twitter. Esto es bastante útil, ya que podrás entrar en grupos de temáticas que te interesan.

Podrás descargar esta app a través de Android pero, lamentablemente, aún no está disponible en las plataformas oficiales de Google y Apple, porque estas compañías no aceptan que la red social no esté sometida a los criterios de censura que normalmente se establecen en las redes sociales. Eso sí, es posible usar Gab en cualquier ordenador o móvil sin tener que ir a las plataformas oficiales de descarga.

Gab sí tiene normas de uso

Pero, aunque en Gab tienen como máxima la tolerancia y la libertad de expresión, existen algunas reglas que hay que seguir dentro de la red social. Unas reglas mínimas, pero importantes.

Al ser una app creada en Estados Unidos, no se permiten mensajes que violen las leyes del país como, por ejemplo, una ley que dice que está prohibido “el propósito de explotar, dañar o intentar explotar o dañar a menores de cualquier manera exponiéndolos a contenido inapropiado, solicitando información de identificación personal, o de otra manera”.

Asimismo, tampoco está permitido el hacer SPAM ni la suplantación de identidad, es decir, hacerse pasar por otras personas.

Por último, tampoco está permitido participar en “cualquier conducta que, según lo determinemos, puede resultar en daño físico o acoso fuera de la línea”.

Aparte de esto, la plataforma permite expresar todas las ideologías y posturas que lo usuarios quieran compartir. De ahí que muchas personas, especialmente aquellos que se dedican a la política, hayan decidido comenzar una nueva aventura en esta red social llamada Gab.

Vox Madrid, por ejemplo, ya se ha hecho con una cuenta de Gab después de haber recibido una censura por parte de la plataforma de Twitter hace apenas unos días. El resto de diputados de Vox también se han unido a la plataforma para poder expresar libremente sus ideales.

Más Noticias

Dejar respuesta