Twitter en guerra contra las Fake news

Illustration of fake news concept
Comparte este artículo:

Twitter ha decidido cambiar su política relativa a la manipulación de medios, que incluyen las Fake News, los vídeos falsos y otros formatos, con el claro objetivo de hacer frente a los bulos que circulan por Internet.

Para ello, retirará o etiquetará las fotos y vídeos manipulados en su plataforma, después de que las otras redes sociales tomaran medidas similares para luchar contra la desinformación.

Twitter tiene como objetivo un equilibrio entre veracidad y libertad de expresión

A partir del próximo 5 de marzo, Twitter comenzará a etiquetar el vídeo o la foto para que los usuarios sepan que ese contenido ha sido manipulado, pero permitirá que permanezca en la red social.

Y solo en determinados casos, cuando el contenido pueda “afectar a la seguridad pública o causar daños graves”, Twitter probablemente eliminará o prohibirá los contenidos y medios que hayan sido compartidos en la plataforma, como medida que garantice el derecho de cada ciudadano a expresar sus posturas y convicciones, pero encuadrado en un contexto que luche contra los bulos y las Fake News tan perjudiciales para el correcto derecho al acceso de la información.

A su vez, ciertos tuits podrían ser marcados con una advertencia como contenido engañoso o manipulado antes de ser compartidos por los usuarios, o simplemente la red social podría decantarse por no recomendarlos y adjuntar un enlace ampliando la información sobre el tema en cuestión.

Esta nueva política de Twitter pretende identificar y responder a los medios manipulados, que se ha convertido en una cuestión de urgencia para las plataformas de redes sociales, enmarcado dentro del contexto en el que estamos inmersos, la pugna en la carrera presidencial de los EE. UU., ya que existe cierto temor de que los políticos o diversos actores sociales que se encuentran alejados del establishment, puedan tratar de influir en la opinión pública por medio de vídeos o fotos engañosas compartidas en las redes sociales, condicionando los resultados o marcando la agenda política de los candidatos.

No es la primera vez que Twitter ofrece herramientas para que las informaciones o mensajes publicados en su plataforma durante una campaña electoral determinen el devenir de los resultados electores, puesto que ya empleó esta política durante las elecciones europeas del pasado mes de mayo o durante las elecciones del Reino Unido e India.

Comparte este artículo:

Dejar respuesta