Facebook estudia prohibir los anuncios políticos antes de las elecciones de EE.UU.

Comparte este artículo:

Facebook está considerando prohibir los anuncios políticos antes de las elecciones presidenciales primarias de Estados Unidos en 2020.

De hecho, el medio Bloomberg informó que la idea se está discutiendo internamente pero que aún no es una política firme. Las fuentes también confirmaron la discusión a The New York Times. Si se termina implementado esta medida, supondría un aumento drástico de los planes actuales de Facebook para prevenir la desinformación o la intromisión en las elecciones estadounidenses de este año.

No se conocen muchos detalles sobre la nueva política de Facebook, pero según el informe de Bloomberg, el parón de los anuncios políticos sería breve, cuestión de días antes del día de las elecciones en noviembre.

No es la primera vez que Facebook toma alguna medida similar, pues ya ha permitido previamente a los usuarios “desactivar” los anuncios políticos y agregar requisitos de divulgación, además está tratando de proporcionar información confiable con un centro de votación, similar al centro de información sobre la COVID-19 en la News Feed de Facebook, que ya lanzó hace unos meses atrás.

De todas formas, la compañía de Mark Zuckerber no ha prohibido los anuncios en sí, en contraste con su rival Twitter, que anunció una prohibición de anuncios políticos en su plataforma el año pasado.

En diciembre del año pasado, The Washington Post informó que Facebook había planteado la idea de un período de bloqueo, que abarcaba las 72 horas previas a una elección, tanto con candidatos republicanos como demócratas, quienes reprocharon la idea.

“Ambas partes han advertido a Facebook que no tome medidas agresivas para frenar la publicidad política. Los principales candidatos republicanos expresaron su preocupación de que algunas de las propuestas podrían afectar desproporcionadamente a la reelección del presidente. De hecho, el equipo de Trump representa uno de los inversores más prolíficos de Facebook, después de haber desembolsado más de 23 millones $ en anuncios desde mayo de 2018 y, a menudo, publican muchos anuncios en una sola campaña que se modifican ligeramente para maximizar la participación y el alcance”.

Sin embargo, una prohibición también protegería a Facebook de la mala publicidad que las últimas noticias han salpicado a la compañía, como la campaña Stop Hate for Profit, que pide a las empresas pausar su inversión publicitaria en Facebook en julio, en respuesta a las acusaciones de que Facebook toleró el racismo y el discurso de odio en su plataforma y que llegó a que sus propios empleados decidiesen parar de trabajar como forma de repulsa a la política de Facebook.

Así pues, para los críticos de Facebook que argumentan que la plataforma promueve la polarización y la manipulación, un parón temporal de los anuncios políticos también podría limitar su capacidad de concienciar a la opinión pública sobre la supuesta mala praxis de Facebook en el período previo a las elecciones primarias de este año.

Más Noticias

Dejar respuesta