Elon Musk podría dejar la presidencia de Twitter a finales de año

Twitter comienza a pagar a los creadores de contenido

Elon Musk se mantendrá al frente de Twitter al menos hasta finales de año, momento en el que podría dar el relevo, según ha reconocido en una conexión online para un evento en Dubái este miércoles. El directivo afirma que todavía queda «mucho trabajo por hacer» antes de soltar las riendas a un nuevo consejero delegado. «Necesito estabilizar la empresa, asegurarme de que esté en un lugar financieramente saludable y que la hoja de ruta esté claramente establecida», ha planteado.

«A finales de este año debería ser un buen momento para encontrar a alguien para dirigir la empresa», ha detallado el mandamás de la red social, que espera que para esa época Twitter esté en «una situación estable».

Desde que asumió la presidencia en octubre, Musk ha dicho que planea hacerse a un lado en algún momento, pero nunca había especificado cuándo. Según Bloomberg, el milmillonario se había embarcado en la búsqueda de un nuevo consejero delegado para Twitter en diciembre, cuando perdió una encuesta en la que preguntaba si tenía que dimitir. Es algo de lo que no ha trascendido más.

Musk se ha dedicado en las últimas horas a colgar tuits con fotos de perros ocupando el cargo de consejero delegado, tirando una vez más de memes. «El nuevo consejero delegado de Twitter es asombroso», bromeaba. «Y es bueno con los números», decía en otro mensaje.

El sudafricano ha hablado ampliamente sobre su visión de la plataforma y sus esfuerzos para eliminar las fake news. Quiere que Twitter fuera una fuente de información real. Desde la llegada de Elon Musk, Twitter ha sido testigo de despidos masivos, la vuelta a la plataforma de cuentas que tenía vetadas y la suspensión de periodistas críticos con su papel. También se han multiplicado los tuits racistas y de odio, que preocupan a los reguladores y ahuyentan a los grandes anunciantes, principal fuente de ingresos.

Mientras tanto, su falta de presencia en Tesla ha provocado la ira de algunos inversores, que le han pedido que se centre más en el fabricante de vehículos eléctricos. Musk, quien ha llegado a dormir en la fábrica de Tesla durante períodos de mayor exigencia, ha dicho que trabaja siete días a la semana y duerme seis horas por noche. El trabajo generalmente lo ocupa desde el momento en que se despierta hasta que se acuesta, ha explicado. «No es mi intención trabajar como un loco. Una jornada de 80 horas estaría bien. Es lo que aspiro a hacer».

Más Noticias

Dejar respuesta