Menos compartir y más cotillear en redes sociales, las tendencias de los españoles

Comparte este artículo:

Las redes sociales ocupan muchos minutos (y horas) de nuestro día a día. Desde la aparición de estas plataformas, el tiempo que pasamos con el móvil en la mano se han triplicado y es que, según un estudio publicado por Hubside en colaboración con IPSOS, 1 de cada 5 españoles dedica, al menos, 1,5 horas a las redes sociales de forma diaria, lo que es igual a casi 23 días al año.

No obstante, a pesar de que los españoles tenemos una media de 3,7 perfiles en redes sociales, solo publicamos en el 1,73. ¿Qué quiere decir esto? Pues que somos más de cotillear y menos de compartir. Los españoles usamos más las redes sociales para ver contenido y no para compartirlo.

Aún así, la mayoría de críticas a las redes sociales son la sobreexposición con un 63%, junto con la imagen distorsionada de la realidad que muestran los influencers (50%). Además, también se critica el riesgo que supone para los jóvenes las redes sociales.

Entre españoles que prefieren no compartir su vida en redes sociales, el 52,9% de ellos ha explicado que se trata de información personal y que, si se publica, en cierto modo deja de ser de su propiedad, por lo que prefieren guardárselo y no publicarlo en las redes sociales. Otros, el 36,4% de los usuarios, consideran que hay mejores formas de compartir información en el mundo digital y que no es precisamente a través de las redes sociales.

La preocupación de los adultos por el uso de las redes sociales en adolescentes

Debido a los casos de acoso a través de las redes sociales que han estado ocurriendo en los últimos meses, los adultos temen por la seguridad de sus hijos cuando usan las redes sociales. De ahí a que el número de personas que comparten información en Internet haya bajado drásticamente en el caso de los menores de edad. Muchos padres prefieren que sus hijos no estén presentes en las redes sociales.

Claro está que hoy en día es difícil decirle a un adolescente que no se haga un perfil de Instagram o de Facebook ya que todos sus amigos estarán en ellos. De ahí a que las empresas hayan comenzado a crear aplicaciones de control parental para evitar los casos de acoso en adolescentes.

¿Y qué pasa con los niños? ¿Por qué es dejamos el móvil?

Hoy en día no nos resulta raro ver a un niño pequeño con un móvil o una tablet en la mano viendo dibujos o jugando a un juego. Muchos adultos usan la tecnología para distraer al niño mientras están cenando o realizando cualquier otra tarea. Pero, ¿Es sano y recomendable dejar a un niño pequeño jugar con el móvil?

La neuropediatra Montse Pons, ha estudiado el efecto que produce las pantallas en los niños y asegura que no es lo más saludable para los niños de entre 0-2 años. Es más, la doctora aconseja que se prohíba totalmente a esas edades la exposición del niño a las pantallas para favorecer a su desarrollo.

Más Noticias

Dejar respuesta