TikTok y WeChat se salvan de la suspensión en Estados Unidos

Comparte este artículo:

Por razones bien distintas, pero TikTok y WeChat, las dos aplicaciones chinas cuyo uso iba a ser restringido por el Gobierno de los Estados Unidos ayer domingo, han eludido la actuación del ejecutivo. El acuerdo entre TikTok y Oracle para que esta última compre la filial estadounidense de la red social ha resultado del agrado del Donald Trump, mientras que WeChat se ha salvado por una decisión judicial que considera que el Gobierno no ha aportado pruebas suficientes que acrediten que la app supone un peligro para la seguridad nacional.

La “guerra” de la administración Trump contra estas aplicaciones se sustenta en las acusaciones de que son un peligro para la seguridad nacional. Según fuentes del Gobierno de los Estados Unidos, ambas aplicaciones están obligadas por la ley china a colaborar con los servicios de inteligencia, lo que puede dar acceso a las autoridades chinas a muchísimos datos de ciudadanos estadounidenses. Por ello, si no cumplían las demandas del Gobierno de Estados Unidos, estaba previsto que ayer domingo dejará de ser posible descargar las aplicaciones de las tiendas online del país, y que, además, las transacciones económicas en WeChat quedaran también invalidadas. Además, el cierre total de las funciones de ambas apps estaba fechado el 12 de noviembre.

TikTok ha cumplido, WeChat se ha salvado

El caso de TikTok es de sobra conocido, el tema del que todos los expertos en redes sociales han estado hablando este verano: la única opción para que la red social siguiera operando en Estados Unidos era que sus propietarios, ByteDance, vendieran la filial a una compañía estadounidense. Y así será: ByteDance ha aceptado finalmente la oferta de Oracle y, aunque aún deben aprobarla las autoridades competentes norteamericanas, Donald Trump parece haber dejado claro que así será, asegurando que la propuesta le agrada, garantiza la seguridad y tendrá como resultado una compañía completamente nueva que mantendrá el nombre de TikTok.

La intención de las autoridades estadounidenses con WeChat era muy diferente, sin embargo: esta herramienta de mensajería al estilo Whatsapp sigue funcionando con normalidad a día de hoy en Estados Unidos gracias a una resolución judicial. Laura Beeler, jueza del Estado de California, ha paralizado las actuaciones contra la plataforma alegando que, aunque las preocupaciones sobre la seguridad nacional del Gobierno de los Estados Unidos son lícitas, no se han aportado pruebas suficientes para darlas por buenas, sobre todo cuando lo que se pide es desmantelar complemente la App en Estados Unidos en lugar contemplar soluciones menos drásticas.

Por supuesto, el otro actor fundamental en todo este conflicto se mantiene en un segundo plano, pero no demasiado discreto: el Gobierno chino ya ha dejado bien claro que todas estas acciones de los Estados Unidos suponen violaciones de los tratados internacionales de libre comercio, y se reserva la posibilidad de tomar represalias. Vamos, que el capítulo de la venta de TikTok a Oracle está a punto de cerrarse, pero la guerra comercial y tecnológica entre las dos superpotencias parece que es un telón de fondo sobre el que se representará gran parte del siglo XXI.

Más Noticias

Dejar respuesta