El Ministerio de Consumo planea limitar la publicidad de comida basura en redes sociales

El Ministerio quiere regular la publicidad de comida basura en las redes sociales
Comparte este artículo:

Uno de los temas más comentados esta semana en el ámbito de las redes sociales han sido las críticas vertidas hacia el influencer Ibai Llanos debido a las acciones publicitarias que realiza para marcas de comida basura. En el centro del debate está que Ibai es muy seguido por niños, adolescentes y jóvenes, colectivo especialmente afectado por los problemas de obesidad en España.

Y, en relación a este tema, el diario El País publicaba ayer una noticia en la que avanzaba que el Ministerio de Consumo tiene previsto regular la publicidad de comida insana (lo que incluiría la comida basura y la gran mayoría de los dulces) en las redes sociales y plataformas de vídeo online.

El etiquetado de Nutriscore como referente

Según El País, la nueva regulación complementaría a otra ya anunciada por el Ministerio que dirige Alberto Garzón y que se encuentra en preparación en estos momentos: la que afectará a la publicidad televisiva de la comida dirigida a menores. En el caso de regulación para las redes sociales y plataformas de vídeo online, el Ministerio la aprobaría mediante Real Decreto y la referencia para determinar a qué alimentos afecta sería el etiquetado de Nutriscore, que está siendo promovido por la Unión Europea.

Nutriscore es el proyecto ideado para que los consumidores podamos detectar si un producto es o no saludable con un solo vistazo a su envase. Se espera que empiece a funcionar en España este mismo año, y consistirá en un etiquetado complementario al ya existente que aparecerá en todos los productos y los calificará en una escala de la A a la E, siendo los alimentos A y B los que se considerarán saludables. Como ya hemos comentado, en un primer momento el Ministerio está considerando basarse en esta calificación para determinar a qué alimentos se aplican las restricciones publicitarias, si bien no se cierra a utilizar criterios aún más exigentes, como las tablas nutricionales de la OMS.

El contenido, aún por determinar

De momento, el desarrollo de la legislación para redes sociales no es oficial y, según El País, aún no se han iniciado trámites para contactar con el sector, de manera que la iniciativa se encontraría aún en sus primeros pasos. Por lo tanto, aún no se sabe qué tipo de restricciones afrontaría la publicidad de los productos considerados no saludables, si bien, por legislaciones previas como la aplicada a la publicidad sobre apuestas, la restricción de horarios es más que probable. El decreto afectaría, eso sí, tanto a los anuncios propiamente dichos como a las colaboraciones de las marcas con influencers.

Por otra parte, el artículo de El País también recuerda que el Ministerio quiere reformar el código PAOS, con el que el sector autorregula la publicidad que se emite en televisión. Aunque la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) considera que el código PAOS ha demostrado su utilidad, el Ministerio no estaría contento con que la bollería industrial, los cereales dulces y las chucherías y caramelos se anuncien en horario infantil, y estaría buscando en introducir cambios en el código para impedirlo.

Más Noticias

Dejar respuesta