Facebook crea una red social paralela para detectar bots

Facebook crea una red social paralela para detectar bots
Comparte este artículo:

Las redes sociales quieren mantenerse bien alejadas de aquellos usuarios que realizan spam, estafan mediante ‘phishing‘ o ‘trollean‘. En este contexto, Facebook ha creado una red social paralela donde los bots con inteligencia artificial emulan a esta clase de usuarios. Gracias a esta nueva plataforma, la compañía puede analizar el comportamiento y tomar medidas para comprobar si serían efectivas finalmente en la red social.

Para llevar a cabo la simulación, la firma cuenta con un Facebook alternativo que se conoce bajo el nombre ‘WW‘, el cual menta una versión menor de la WWW. En realidad, este simulador funciona con el mismo código que el Facebook original usado por usuarios reales, con la diferencia de que en este espacio no hay usuarios reales, sino que hay un montón de bots con inteligencia artificial que campan a sus anchas e imitan a los usuarios.

Respecto a su funcionamiento, Facebook ha explicado que ha tenido que entrenar a unos “bots malos” para que vendieran productos ilegales en la plataforma a otros “bots buenos”. Se trata de una práctica muy conocida que se produce en la plataforma real, donde se intenta vender ítems que están prohibidos, como pueden ser armas o drogas.

El trabajo de los bots consta en imitar todas las actividades que un usuario real puede hacer, como enviar mensajes a otros, hacer búsquedas, visitar páginas, dejar comentarios y acciones similares.

Una vez que se estudia cómo los “bots malos” se comportan y tratan de vender los ítems ilegales, la compañía se dedic diseñar nuevas normas de seguridad para saber si se evita la producción de ventas, una de estas medidas ha sido el limitar la cantidad de mensajes enviados entre desconocidos.

Cuando la firma comprueba que las medidas son prácticas, se integrarán en la plataforma real y en los usuarios reales de Facebook. Una de las curiosidades de este proyecto es que, al tratarse de un Facebook alternativo y simulado no dispone de interacción alguna con los usuarios reales.

En realidad, la plataforma simulada no llega a ser como el Facebook real y tampoco tiene la capacidad de simular todos los factores del mundo real. De modo que, por mucho que el bot sea inteligente, no puede predecir con exactitud el comportamiento y las intenciones de un humano.

Aún así, la compañía tecnológica ha demostrado que existen nuevas formas de testar las medidas de seguridad de una red social, con la mera certeza de que no va a perjudicar a los usuarios finales.

La iniciativa ha surgido en el departamento de inteligencia artificial Facebook AI, una de las secciones en las que se han creado cosas de lo más curiosas, como un robot que se mueve sin un mapa, una inteligencia artificial que resuelve ecuaciones matemáticas complejas u otra que cambia la voz de los cantantes.

Más Noticias

Dejar respuesta