Facebook combate la propagación de información falsa sobre el coronavirus

Comparte este artículo:

A medida que el número de muertes por el coronavirus de Wuhan aumenta y el número de casos confirmados llega a casi 10.000 en más de 15 países, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer una “emergencia de salud pública de preocupación internacional”. Sin embargo, a medida que el coronavirus continúa propagándose, también lo hace la información errónea sobre formas de prevenirlo y tratarlo.

Las afirmaciones falsas de posibles vacunas y métodos de prevención absurdos, como evitar los alimentos fríos o no comer alimentos picantes, se han compartido ampliamente en las redes sociales. Las “curas milagrosas”, como enjuagarse la boca con una solución salina o beber lejía, también han levantado la cabeza.

Por este motivo, Facebook ha confirmado que, está buscando “limitar la propagación” de información errónea sobre el coronavirus, mientras dirige a las personas hacia la información útil.

La compañía dijo que está verificando el contenido y desacreditando falsas afirmaciones en sus propiedades principales de Facebook e Instagram. Además, Facebook dijo que está enviando notificaciones de manera proactiva a las personas que ya han compartido, o están tratando activamente de compartir, falsedades relacionadas con el coronavirus.

Facebook comenzará a eliminar el contenido que implique afirmaciones falsas o teorías de conspiración sobre cómo se ha propagado el virus al bloquear, además de “restringir” hashtags que aumentan la exposición a la información errónea.

Un hecho que es el precio de crear una red gigantesca de 2 mil millones de personas que son libres de crear y compartir las ridículas teorías y soluciones médicas que deseen.

La información falsa sobre el coronavirus no es un caso aislado

Las redes sociales se pueden usar para compartir información precisa con mayor rapidez. Asimismo, la magnitud del alcance de Facebook da la posibilidad de mapear y rastrear enfermedades combinando imágenes vía satélite, visión por ordenador, datos censales o datos patentados, todo parte de su programa Data for Good.

Sin embargo, cuando se agregan noticias falsas junto con todas las cosas buenas, lo que se fomenta es un conglomerado de millones de personas que no saben en qué creer. Un hecho que ya se ha convertido en cotidiano dentro del entorno de las redes sociales, donde la lucha contra las enfermedades y las noticias falsas se ha convertido en la nueva realidad.

Por ejemplo, en 2018, surgieron informes de que Facebook presentaba “curas” de cáncer caseras de manera más prominente que la información genuina de organizaciones de renombre. Para combatir esto, la compañía reveló que “rebajaría” las publicaciones que promovían curas milagrosas; un hecho que no eliminaría las publicaciones, pero las haría menos visibles.

Sin embargo, innumerables otros ejemplos de sinsentidos generados impregnan estas plataformas.

El brote de coronavirus es grave y podría empeorar mucho antes de mejorar. La difusión de información errónea que lo rodea solo complica las cosas, pero también sirve para resaltar la batalla cuesta arriba que Facebook y otras plataformas de redes sociales enfrentan en todo el espectro “falso”, ya sean críticas falsas, productos falsos o noticias falsas.

Más Noticias

Dejar respuesta