Por qué debería preocuparte la accesibilidad de tu web

Comparte este artículo:

La accesibilidad se ha vuelto un tema cada vez más relevante en el ámbito del desarrollo web pero, más aún, en el sector del posicionamiento SEO. Hasta ahora solíamos pensar que la accesibilidad era algo pertinente únicamente en el área de diseño y desarrollo, pero muchos webmasters han indicado la influencia que este apartado tiene en el puesto que su sitio consigue en las SERP’s.

Seguramente, a estas alturas, has leído y escuchado mucho sobre accesibilidad. ¡Si hasta es siempre una opción en las configuraciones de dispositivos móviles y de escritorio! Pero, por si no lo tienes muy en claro, vamos a empezar por despejar todas las dudas.

Qué es la accesibilidad

La accesibilidad es, en esencia, un concepto muy sencillo. Se trata de una serie de consideraciones que debemos tener en cuenta para asegurarnos que una web, aplicación, software, etc., pueda ser usado sin problemas por cualquier persona. Esto incluye a personas que tengan cualquier tipo de discapacidad física para navegar con normalidad.

Los impedimentos más comunes son bastante previsibles: problemas de vista, impedimentos cognitivos, falta de alguna extremidad, etc. Todo esto debe ser tenido en cuenta siempre en el desarrollo y diseño, no sólo por el bien del rendimiento de tu página, sino también por las implicaciones legales estipuladas en el Acta Europea de Accesibilidad. Este documento legal procura asegurar que Internet sea una herramienta accesible para todas las personas sin importar su condición.

Sin embargo, también existen impedimentos externos a la persona, por ejemplo he aquí algunas:

  • Conexiones lentas.
  • Navegación mientras se viaja en un medio de transporte.
  • Un entorno demasiado oscuro o demasiado iluminado.
  • Un espacio de trabajo donde no se puede reproducir audio.

Cada sitio debe estar pensado para funcionar en todo momento y que el usuario consiga una experiencia óptima sin importar las condiciones internas o externas.

Qué deberías tener en cuenta para mejorar la accesibilidad

Para asegurarte de que Google no te penalice por tener un sitio con accesibilidad muy escasa, debes ponerte en la piel del usuario. Debes recordar aquellas situaciones donde te ha parecido que una web era incómoda y que no podías navegar con facilidad. Aquí hay algunas de las consideraciones más comunes a la hora de hacer un sitio accesible:

  • Siempre utiliza un alt text relevante en las imágenes, esto ayuda a que tanto el robot de Google como las personas con algún tipo de impedimento sepan mejor qué hay en la imagen.
  • Asegúrate de que siempre se pueda usar el teclado en tu página, ya que no siempre los usuarios podrán utilizar el ratón para navegar, ya sea por algún impedimento físico o por problemas con su dispositivo.
  • Utiliza menús desplegables para que las páginas donde está la información que el usuario necesita siempre sean de fácil acceso.

Otro factor a tener en cuenta para mejorar la accesibilidad es la edad del público objetivo que esperas que visite tu web. La tecnología ha cambiado mucho en poco tiempo, y si bien nosotros estamos usando a diario los medios digitales, es posible que personas mayores que no usan esta tecnología con tanta frecuencia encuentren dificultades de las que usuarios más jóvenes pueden no darse cuanta. Es por ello que deberías usar un diseño muy simple, con términos concisos que cualquier usuario, sin importar su nivel de conocimiento, pueda entender de inmediato.

Más Noticias

Dejar respuesta